Local

Ni denuncia ni clausura JMAS tomas clandestinas

Siguen recopilando pruebas para eliminar las líneas irregulares

Orlando Chávez/El Diario
martes, 21 mayo 2019 | 05:48

Chihuahua.- La Junta Municipal de Agua y Saneamiento no ha clausurado las tomas clandestinas que ha detectado en el acueducto de El Sauz, debido a los trámites que se deben de seguir para retirarlas.

El presidente de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS), Roberto Lara, señaló que esta semana concluirán con la recopilación de los datos que serán integrados a la denuncia, como son videos capturados por drones en los que se aprecian las tuberías conectadas de manera ilegal al tubo principal.

De acuerdo con el funcionario, existe la posibilidad de que el número de tomas clandestinas se superior a las 15 detectadas y señaladas en un principio ya que algunas podrían estar por debajo de la superficie terrestre.

Lara explicó que la denuncia podía ser presentada sin pruebas, pero decidieron acumular la mayor cantidad de información posible para que esté más sustentada. “Estamos reuniendo los elementos de prueba, ya tenemos videos, tenemos el sistema para estar midiendo en tiempo real, lo estamos fundamentando bien en la ley, tenemos fotografías, estamos haciendo una denuncia robustecida que le sirva a la Fiscalía para empezar una investigación.

Ayuda mucho que quien presenta una denuncia lo haga con elementos de prueba para que puedan facilitar la investigación… no es lo mismo decir denuncio que están robando agua a decir, aquí tengo estas fotografías, estos videos, este sistema, donde muestro que hay una extracción ilegal del agua”, indicó.

Añadió que con la documentación que se ha reunido se le puede responder a quienes puedan decir que tienen un permiso especial, el cual debe estar vigente. Destacó que desconoce desde cuando existen las tomas ilegales, pero le corresponde atender este problema.

Al ser cuestionado sobre la situación actual de las tomas clandestinas, dijo que se tienen localizadas, pero no están suspendidas.

Expresó que para que el procedimiento de clausura sea legal se tiene que realizar una visita de inspección, la cual tiene que ser autorizada por el presidente de la JMAS y un procedimiento de sanción, para que se levante un acta de inspección y en ese momento se clausura la línea clandestina.

“No se trata de actuar de manera arbitraria”, dijo.

Destacó que por la magnitud del problema se tiene que realizar todo el proceso, ya que en caso de no hacerlo pueden darse reacciones de los responsables de las tomas clandestinas, incluso alegar que se les está afectando algún derecho o permiso.

“Muy seguramente hay tomas que no se ven… esta semana son clausuradas y las denuncias presentadas”, añadió.

Enfatizó que si antes no se había hecho, ahora se aplicará la ley y no se permitirá la impunidad.

En lo que respecta a la cantidad de agua que ha sido robada, expuso que se está por arrojar un dato con base en las mediciones de lo que se extrae de la batería de pozos y lo que llega a la ciudad.

Finalizó que el tramo más conflictivo en el Sauz son los primeros 15 kilómetros, debido a que están en una zona despoblada.


[email protected]