Local

'Ningún interés está encima de la salud'

Autoridades federales, estatales y municipales deben atender recomendación: Limón

Archivo

Bernardo Islas/El Diario

domingo, 17 noviembre 2019 | 13:21

Chihuahua.- Las autoridades federales, estatales y municipales deben atender a la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en relación a la Fundidora de Ávalos, ya que ningún interés es superior al de la salud y la vida de los chihuahuenses, comentó el ecologísta Arturo Limón

Lo anterior después de que el organismo derechohumanista recomendará atender la situación de los terrenos y fraccionamientos aledaños a la Fundidora de Ávalos, debido a la contaminación que afecta a las personas que ahí radican.

En este sentido el ecologísta dijo que en su momento se les señaló a las autoridades municipales el riesgo de crear un fraccionamiento en dicha zona, sin embargo hicieron caso omiso y ahí están las consecuencias.

Agregó que ahora las familias de Rinconada Los Nogales y el asentamiento indígena que se ubican aledaños a los residuos de la fundidora, están sufriendo las consecuencias, que en el peor de los casos podría darles cáncer de pulmón o leucemia, según señalan los especialistas.

Manifestó Arturo Limón las particulas de contaminación de los desechos de la fundidora están en el aire y también se filtran en el subsuelo cuando llueve, por lo que todos podríamos estar siendo afectados.

Asimismo mencionó que debieron haber hecho una inversión para cubrir estos desechos, incluso forrar con pasto, pero no se hizo y el daño esta ahí, aclaró que lo ideal es construir una bodega reforzada de concreto para guardar dichos desperdicios mineros, pero eso sería muy costoso.

Recalcó que este problema podría pasar en otras comunidades, recordando que ese es el motivo por el cual los pobladores de Samalayuca se oponen a la instalación de una mina en la región.

Señaló que las autoridades como Profepa instaló un pequeño museo en el lugar, maquillando el problema, agregando que tando estos como el gobierno del estado y el municipio de Chihuauha fueron omisos al problema que ahora deberan de resolver.