Local

'No es garantía prueba de PCR para entrar a un bar'

Toda propuesta es buena, pero ésta debe ser bien sustentada y analizada por los expertos del CES: Nava Salinas

De la Redacción

domingo, 16 enero 2022 | 15:00

Presentar la cartilla de vacunación del Covid-19 para poder ingresar a un restaurante-bar o un antro, no es una garantía para nadie, y añadir a ese requisito una prueba de no contagio, puede ser un poco mejor, pero hay que tomar en cuenta el inconveniente de los costos y que ahora arrojan muchos falsos negativos y positivos. 

Lo anterior, lo indicó el presidente de la Sección Especializada de Restaurantes de la Canaco, Andrés Nava Salinas, quien dijo que para prueba de que la vacuna no es garantía, está el doble contagio de Covid-19 del presidente de México, Andrés Manuel López y la gobernadora Maru Campos, quien además tienen todo el respaldo médico profesional. 

Apuntó que las autoridades estatales no están en contra de los aforos de los negocios, sino que son medidas establecidas por la Organización Mundial de la Salud, y lo que menos se quiere es que por no tener cuidado se llegue a un semáforo rojo u otro súper cierre, que eso sí sería fatal para la economía en general. 

Agregó que, toda propuesta es buena, pero ésta debe ser bien sustentada y analizada por los expertos del Consejo Estatal de Salud, para establecer la viabilidad.El líder restaurantero dijo que llevar a cabo el requisito de presentación de la cartilla de vacunación y pruebas de PCR para entrar a un restaurante, bar o antro, requerirá también en dar una capacitación especial para el personal que vaya a revisar la documentación en la puerta del negocio. 

No descartó que los jóvenes que quieran ir a un bar, hasta quieran falsificar documentación con tal de poder entrar con sus amigos a un establecimiento. 

Observó que la propuesta de la cartilla de vacunación y la prueba Covid-19 cobra cada vez más fuerza o se escucha con mayor insistencia, sobre todo para ingresar a bares y antros. 

Planteó que los restauranteros lo ven no tan viable ya que el certificado de vacunación no es garantía, dado que ahora mucha gente contagiada tiene dos o tres vacunas. 

Reiteró que la propuesta debe ser analizada por el Consejo Estatal de Salud, aunque a título personal consideró que no sería viable. 

El pedir también las pruebas PCR con no más de cinco días de anticipación puede ayudar un poco más, pero hay que considerar desde los precios que tienen y el hecho de que ahora los laboratorios están saturados. 

Además de que hay muchos falsos positivos y negativos, sobre todo en pruebas de antígenos o rápidas, según el decir de las autoridades sanitarias. 

Nava Salinas indicó que el pedir el certificado de vacunación para entrar a un establecimiento no es garantía y lo dicen los expertos en epidemiología. “No es garantía de que no te vayas a contagiar, o que no vayas a contagiar”, enfatizó. 

El presidente de la Sección Especializada de Restaurantes dijo que estarían a lo que pueda decir el Consejo Estatal de Salud, sobre esta propuesta que cada vez cobra más fuerza e insistencia sobre todo entre los propietarios de bares, antros y restaurantes-bar. 

Planteó que, en la práctica diaria, se puede tener un grupo de jóvenes de unos 24 o 25 años que quieran entrar a un antro, es bueno saber quién va a revisar esos documentos, y ver qué se requiere que estos colaboradores tengan una capacitación especial. 

Señaló que las propuestas que busquen mejorar las cosas, son bienvenidas, pero deben ser viables, bien estudiadas y analizadas, sobre todo que se puedan llevar a la práctica de una manera responsable. 

“Aquí no se habla de cosas de juego, sino de salud; por lo que la gente deberá estar capacitada, porque cualquiera puede falsificar un certificado de vacunación”, planteó. 

Dijo que todas las propuestas hay que analizarlas, pero se requiere que estén bien pensadas y que en la práctica sean viables. 

Finalmente, reiteró que los aforos establecidos para los negocios son medidas establecidas por la Organización Mundial de la Salud, y lo que menos se quiere es que por no tener cuidad se llegue a un semáforo rojo u otro súper cierre por un descuido, ya que eso sí sería fatal para la economía en general.