Local

No sorprendió a vecinos detonaciones en masacre porque ya estaban acostumbrados a disparos

Víctimas mujeres en Villa Vieja eran inquilinas y no tenían mucho tiempo de habitar la casa

De la Redacción

martes, 26 octubre 2021 | 05:00

La noche del pasado sábado 23 de octubre habitantes de la calle Miguel Trillo en la colonia Villa Vieja,  escucharon varias detonaciones y fuertes ruidos en la vivienda de su vecino César Omar, o Chumis, como le decían. Sin embargo y a pesar de haberse despertado por los ruidos sordos que provenían del domicilio, esto ya no los alarmó, pues estaban acostumbrados a las obras de reparación y sesiones de tiro que se llevaban a cabo en algunas noches, debido a que a la víctima, a quien reconocieron como consumidor, la droga le quitaba el sueño.

No obstante, en esta ocasión, fue distinto, ya que la mañana del domingo fueron encontrados los cuerpos sin vida de cuatro mujeres y un hombre, César era uno de ellos. Las mujeres, a decir de los conocidos de él, eran inquilinas y no tenían mucho tiempo de habitar la casa, donde había constante movimiento de personas que rentaban alguno de los cuartos.

A pesar de todo, quienes conocieron a César, señalaron que era una buena persona, atento y amable con todos ellos, que no era problemático y a quien sin embargo notaban atrapado en el consumo de sustancias.

“Sabíamos que varias muchachas rentaban ahí, pero no que se quedaran por mucho tiempo. Venían en motos y había movimiento de personas. Este muchacho sí era consumidor, pero no era teporocho ni que anduviera en las calles, era amable con nosotros y lo conocíamos”, detallaron los colonos.

Por lo anterior si bien lamentaron el hecho, y se dijeron sorprendidos, señalaron que los ruidos para los vecinos en altas horas de la noche eran comunes, pues construía más cuartos y se oían martillazos y herramienta por la madrugada. Asimismo en algunas ocasiones el mismo expresaba que disparaba a latas por diversión, mientras que ellos le pedían que “dejara dormir”.

“Tenía la costumbre de poner cosas en el patio y dispararles, en la noche lo escuchábamos y decíamos, ay ya anda Chumi disparando y lo regañábamos. Por eso cuando escuchamos pues pensamos que era eso”, explicaron.

El día de ayer Chumis fue despedido a través de redes sociales por familiares y amigos, quienes expresaron sorpresa por el atroz crimen.

Además de César, las autoridades han identificado a Alejandra Georgina Hernández Loo y Jessica Alejandra Porras Guevara, como dos de las víctimas mujeres.

Además de este lamentable hecho, los colonos señalaron a El Diario que la colonia, como muchas otras, consideraron, está llena de jóvenes que han caído en el consumo de drogas, como lo es el cristal, y que esto también los lleva a cometer ilícitos como robos, por lo que señalaron que es necesaria la seguridad y el control de este problema de salud pública.