Local

No vieron cuando dejaron a embolsada

Ayer por la madrugada dejaron el cadáver de una mujer frente a un domicilio en la colonia Insurgentes

Silvestre Juárez/El Diario

De la Redacción

martes, 12 mayo 2020 | 21:04

Chihuahua.- Vecinos de la colonia Insurgentes, donde el día de ayer por la madrugada se dejó el cadáver de una mujer frente a un domicilio entre las calles Sor Juana Inés y María Morelos, dijeron no haberse enterado del hecho hasta que llegó la policía. Pues dicen que en este sector ya se han acostumbrado a la presencia del crimen, con lo que mejor no se meten con ellos ya que afirman hay presencia de vehículos y personas que si bien antes podrían considerar sospechosos, ahora ya son parte del día a día. 

“Aquí hay mucho muchachito malo, sí se ven pero ya no hay nada sospechoso, digamos que ya es normal, es habitual. Pero a nosotros no nos afecta, no nos hacen daño, no nos han perjudicado”, comentó una de las entrevistadas. 

Los colonos, sin embargo, dijeron no saber quién era la víctima, pues no era de por la zona, y a pesar de que el cruce está lleno de domicilios, los entrevistados dijeron que sólo supieron del hecho hasta la llegada de los policías. 

La víctima fue abandonada en bolsas de plástico justo frente a un domicilio donde incluso había un perro en el patio frontal. A pesar de que este hecho es extraordinario, consideraron, sí reconocieron que la colonia sufre de pandillerismo y narcomenudeo. Asimismo, es constante la presencia de vehículos desconocidos que recorren las calles. “No escuchamos balazos ni nada, nos levantamos con la novedad de que llegó la policía y aquí a unos metros pues estaba el cadáver. 

No supimos quién era, no la vimos muy bien, la destaparon de la cara nada más pero estaba volteada”, abundaron. 

Este incidente los ha puesto en alerta y los hace sentir más inseguros, confesaron, pues todo pasó a metros de varias casas, pero al menos los entrevistados dijeron no haber visto nada. 

Explicaron que han tenido dificultades con el alumbrado público, ya que hay sectores donde no hay mucha luz, y en la citada esquina ellos debieron cooperarse para reparar la luminaria que tenía semanas sin funcionar.