Local

'Nos gustaría cenar pavo'

"Con una cena, botas y unos tenis es más que suficiente, sólo una vez probamos pavo, mi hermano no lo conoce, nos gustaría cenar eso”, comentó Dairy Karely

Silvestre Juárez/El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

jueves, 09 diciembre 2021 | 07:00

La ilusión de unas botas vaqueras para dama de 15 años, unos tenis para niño 12 años, así como una cena buena, sería más que suficiente para Dairy Karely, quien junto con su hermanito viven en una de las casas improvisadas y humildes en la colonia La Noria, hijos de madre soltera trabajadora y esperan tener una Navidad digna este año.

Viven en la calle Noria # 6414 de aquella zona del sur de la ciudad, donde la marginación es muy elevada, se carece de servicios básicos como agua potable, drenaje, no hay recolección de basura, muy apenas llegan a tener energía eléctrica; en la temporada de frío es un sufrimiento por la infraestructura tan deplorable.

No obstante, la joven, quien requiere atención dental urgente, pero no ha podido ser atendida por falta de recursos, ya que es muy caro y no cuentan ni con lo más básico, es estudiante y apenas con el celular, puede seguir clases por la red social Whatsapp.

Su madre trabaja como afanadora en una sucursal bancaria, quien debe hacer lo posible por apoyar a sus hijos, porque no cuentan con papá que les ayude siquiera en solventar un poco el gasto.

A pesar de la situación de pobreza extrema, improvisaron un arbolito de Navidad para no perder la tradición ni la esperanza de mejorar y salir adelante, además que es una temporada para dar y esta familia es una oportunidad para hacerles pasar una Nochebuena agradable y con sonrisas.

“A veces en Navidad, vamos con la familia a pasarla, el año pasado aquí, mi mamá nos pudo hacer unas chuletitas con papa. Sí tenemos cobijas, hay calentón de leña. Pues si alguien quiere ayudar, un juguetito para mi hermanito, también le faltan tenis, ropa. Yo, con unas botas vaqueras. Sólo una vez probamos pavo, mi hermano no lo conoce, nos gustaría”, comentó la adolescente, quien proporcionó su teléfono 614 286 84 93, en caso de que alguna persona se convierta en benefactora y ayudar a una de cientos de familias que viven en esta situación en el municipio. Pregunten por Karely, ya que su madre no tiene teléfono celular.