Local

Ocultan causa de muerte de sacerdote

Édgar Iván Estrada fue hallado muerto el pasado lunes en el Seminario

Gabriel Venzor/ El Diario
miércoles, 06 febrero 2019 | 05:44
Tomada de Facebook

Chihuahua.- A tres días de la muerte del sacerdote católico, Édgar Iván Estrada León, la Fiscalía General del Estado (FGE), no ha informado las causas de su muerte, luego de que su cuerpo fue hallado sin vida en el Seminario con rastros de sangre en el rostro.

Hasta el cierre de la edición, su cuerpo no había sido entregado a su familia, lo que generó desconcierto e incertidumbre entre sus allegados.

Entre las causas de su muerte se manejó extraoficialmente un infarto, una caída, e incluso hasta de influenza.

La FGE hasta el cierre de la edición, desconocía la causa de muerte, esto debido a que trabajaban con varias periciales para establecerla con precisión, según la información que proporcionó personal de la dependencia.

En la escena encontraron sangre en el piso y en el rostro del sacerdote, derivado, al parecer de una caída, según los agentes que acudieron al seminario.

Dicha la lesión es una de las razones por lo que la Fiscalía trabaja aún en la causa de la muerte. El cuerpo de sacerdote se encuentra desde el lunes en las instalaciones del C-4 para la necropsia y demás exámenes.

Hasta anoche, la dependencia aún retenía el cuerpo del padre Iván Estrada, situación que preocupó a familiares del sacerdote.

El padre Gustavo Sánchez Prieto, vecero de la Arquidiócesis de Chihuahua, no respondió a llamadas telefónicas, ni mensajes en Whatsapp para conocer la actual situación de la muerte del párroco.

El padre Fernando Legarreta, de la Pastoral de Comunicación, indicó “al igual que todos los fieles, esperamos la información de las autoridades, no han dado a conocer la causa de muerte del padre Iván; somos respetuosos de la autoridad y confiamos en que harán su trabajo conforme a derecho y apegados a la verdad.

“Nosotros también tenemos un compromiso con la familia del padre Édgar Iván Estrada, un gran sacerdote católico, ejemplar soldado de cristo, y esperamos en Dios que este martes (hoy), nos entreguen el cuerpo para iniciar con la ceremonia luctuosa”, dijo el padre Legarreta.

El padre Édgar había participado hasta la noche del sábado 3 de febrero en las actividades propias de su ministerio y presentaba una afección gripal, por lo cual, el domingo habría transcurrido de forma ordinaria con un razonable reposo.

El lunes por la mañana, el sacerdote fue encontrado muerto en su habitación, por lo que el hecho se reportó al momento a las autoridades.