Local

Olor a muerte en taquería donde ocurrió masacre

'Estuvo de la chingada, había niños, jóvenes y mujeres muy cerca'

Carlos González/El Diario
viernes, 11 octubre 2019 | 08:18

Chihuahua.- A unas horas de haberse presentado la masacre de cuatro hombres en la taquería La Oaxaqueña el miércoles por la tarde, ayer aún se percibía el olor a muerte; la sangre mezclada con el agua estancada en la banqueta y los balazos marcados en las paredes y en los vidrios de los negocios de al lado. 

La gente que caminaba por el lugar, una zona escolar, de negocios, recreación y deportivo, detenían su camino para observar la escena y la sangre seca que aún se veía en la banqueta, donde los cuatro individuos asesinados comían antes del ataque. 

“Estuvo de la chingada, había niños, jóvenes y mujeres muy cerca”, dijo uno de los usuarios de la YMCA, quien además comentó que la balacera se dio justo cuando muchas personas llegan al club deportivo para hacer sus rutinas. 

Versiones de personas que a diario caminan por esa zona, señalaron a El Diario que los hombres muertos acababan de sentarse en esa mesa, pero que de haber estado en la barra principal, la masacre hubiera sido mayor, debido a que a esa hora eran muchas las personas que comían en el lugar, incluidos niños y jóvenes que llegaban a sus clases en la Guay, pero que antes pasan a comer a ese local. 

“Los sicarios son unos desalmados, si los muertos andaban mal, que los hubieran matado en otro lado, no en donde hay gente inocente y niños”, comentó otra de las personas, quien por temor prefirió no dar su nombre. 

En bolsas de basura que se encontraban en la banqueta fueron vaciados platos y vasos, como normalmente se hace en espera de que el camión recolector pase por ellas, pero en esta ocasión, también contenían vendas y papeles empapados de sangre y hasta pedazos de sesos que los trabajadores recogieron, luego de que elementos del Servicio Médico Forense retiraran los cuerpos. 

Comerciantes de la zona aseguraron que la matanza del miércoles, provocó, por lo menos el jueves, una baja importante en las ventas. 

“No ha venido la gente, eso es raro; creemos que de alguna manera les da miedo acercarse a la zona. Ya pareciera que no podemos salir a comer tranquilamente y ni trabajar, porque pueden llegar y armar una balacera en segundos”. 

Aunque no fue testigo de los hechos, la señora Méndez, usuaria de la Guay, dijo que traía el estomago revuelto desde la tarde de la balacera, cuando una vecina le contó lo que le había sucedido a las personas que se encontraban comiendo en el puesto de comida. 

“Dios nos libre de estar en el lugar y en el momento equivocado; mire que aún traigo el estomago revuelto”, mencionó. 

Otra de las personas que se detuvo para observar la zona del crimen, mencionó que no se explica que hacen mezclados policías con “mañozos”, en referencia a que uno de los fallecidos fue identificado como elemento de la Policía Vial y que otro de ellos contaba con una placa de la antigua Judicial del Estado, la cual no se sabe si le pertenecía o se la robó. 

La zona cuenta con varias cámaras, una de ellas en el propio local y apuntando justo al lugar en que estaban sentadas las víctimas, y una que forma parte del Escudo Chihuahua, ubicada afuera de un centro comercial que se encuentra en el cruce de la calle 12 y Bolívar, a escasos metros del incidente. 

En la entrada principal de la Guay también hay una cámara que apunta hacia la entrada del club deportivo. 

El señor Julián llevó ayer a uno de sus familiares a la oficina del Bienestar que se encuentra a un par de cuadras de la taquería, y fue hasta el lugar para ver con sus propios ojos lo que leyó en las noticias, “traje a hacer un trámite a un familiar pero las filas están enormes, lo dejé formado y mientras vine de chismoso haber como quedó el lugar; vi que hubo muchos balazos y varios muertos”. 

En la charla narró que recientemente fue a la Ciudad de México, en donde a pesar de aglomerar a muchas más personas, anduvo caminando tranquilamente día y noche. 

“Lástima que en nuestro Chihuahua ya no se pueda”, lamentó. 

Entregó DSPM videos del ataque a la FGE

A través del departamento de Comunicación Social de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, se informó que las grabaciones obtenidas por la cámara del escudo Chihuahua que se encuentra en la zona, junto a las que se pudieron generar en los alrededores, por estar conectadas al sistema, fueron entregadas a la Fiscalía General del Estado para el inicio de sus investigaciones. 

La corporación municipal afirmó que, tras el reporte, se activo un operativo en la zona del incidente, se aseguró el área y se esperó a que llegaran los cuerpos de emergencia y del Semefo, quien finalmente levanto los cuerpos y la evidencia. 

Dejaron claro que la labor de investigación será hecha por la dependencia estatal, quien habrá de usar los videos para buscar e identificar a los responsables. 

Se aplicó protocolo de seguridad en la Guay El gerente de relaciones públicas y difusión del club deportivo de la Guay, Israel Rivera, informó que durante el incidente, presentado a unos metros de las instalaciones, se aplicó el protocolo de seguridad establecido que incluyó el resguardo de las personas que se encontraban en el exterior. 

“Cerramos las puertas y restringimos la entrada y salida mientras llegaban las autoridades, quien tenía prisa por salir tuvo que esperar unos momentos y después dejar las instalaciones por otros accesos que se encuentran en la parte de atrás”. 

Destacó que afortunadamente todas las actividades son en el interior de las instalaciones, por lo que en muchos casos, ni siquiera se dieron cuenta de lo sucedido, hasta al salir de las instalaciones, cuando el perímetro ya estaba asegurado por las autoridades. 

“Hubo incertidumbre para quienes si estaban cerca y nosotros lamentamos que se sigan presentando este tipo de hechos en zonas como estas, donde hay escuelas, centros comerciales y mucha gente que viene a practicar algún deporte o a hacer ejercicio”. 

La Guay cuenta con un sistema de cámaras, una de ellas en el exterior, y aunque apunta hacia la puerta principal, Israel Rivera destacó que están en la mejor disposición de colaborar con la autoridad en el momento en que se lo requieran.