Local

Ordena juez protección a policía vial detenido por violación

Lo vinculan a proceso por el ataque a dos mujeres en la ciudad de Chihuahua

Tomada de internet / Imagen ilustrativa

Argelia Domínguez/El Diario

lunes, 02 mayo 2022 | 08:55

Chihuahua, Chih.- Ayer, el juez de control José Ángel Moreno Campos dictó auto de vinculación a proceso en contra del agente de la Policía Vial José Alejandro G. F. por los delitos de abuso sexual y violación, ambos con penalidad agravada, en contra de las víctimas identificadas como K. L. C. G. y C. A. S. G. los días 11 y 18 de abril del presente año, respectivamente. Además, ordenó que al imputado le fuera asignada un área especial para personas vulnerables dentro del centro penitenciario donde permanecerá recluido, ya que la defensa manifestó que desde su ingreso ha sido blanco de agresiones verbales y existe un riesgo para su integridad física. 

Durante la audiencia del pasado 26 de abril, el Ministerio Público estableció que durante las primeras horas del lunes 11 de abril, la víctima K. L. C. G. fue detenida en su vehículo Nissan Altima en el periférico de La Juventud y Mirador por el agente de la Policía Vial, quien le realizó tocamientos en diversas partes de su cuerpo. 

También señaló que la segunda víctima, identificada como C. A. S. G., fue parada en su vehículo Nissan Versa cerca de las 1:20 horas del 18 de abril en el periférico de la Juventud y Haciendas del Valle, por el mismo elemento de Vialidad, quien la violentó en el cofre de la patrulla. 

Para intentar combatir la acusación, la defensa del imputado, encabezada por Erika Jasso Carrasco, presentó diversos videos tomados por las cámaras de la Plataforma Escudo Chihuahua (Pecuu) para establecer que su representado no participó en los hechos. 

La abogada defensora refirió que en el caso de K. L. C. G. sí se puede acreditar, a través de estos videos, que su representado abordó a la víctima en la gasolinera US Fuel, ubicada en el periférico de la Juventud y avenida Mirador, durante un lapso de siete minutos; sin embargo, la Fiscalía intentó ligar este hecho con uno diverso captado por cámaras de vigilancia momentos después en la avenida La Cantera, donde habría ocurrido la agresión. Ahí se observa el vehículo de la víctima y una patrulla de la Policía Vial, de la que no se pueden observar elementos para identificarla, como la misma en la que viajaba José Alejandro. 

Por otra parte, subrayó que en su denuncia, la víctima describió a su agresor como un hombre “alto, moreno, de ojos oscuros, robusto, se ve como chilango, pero en alto, me hablaba de usted, muy peinado, de cara redonda”, lo que no corresponde con su representado, que no tiene cabello. 

En cuanto a la denuncia de violación presentada por la víctima C. A. S. G., la abogada destacó que las cámaras de Escudo Chihuahua captaron no sólo la unidad asignada a José Alejandro, sino diversas patrullas de la Policía Vial y de otras corporaciones. 

Asimismo, aseguró que la afectada cayó en diversas contradicciones en sus declaraciones ante el Ministerio Público, ya que primero señaló que fue detenida a la 1:20 de la mañana tras salir de su negocio ubicado en la Plaza Hebe, pero luego dijo que se encontraba en el Bodegón Mexicano, en la misma plaza. 

Añadió que la víctima narró que el oficial le hizo dos veces el examen de alcoholemia y le dijo que tenía que acompañarlo a Vialidad, pero que la volvió a detener a la altura de Paseo Central, donde le gritó groserías, golpeó su vehículo y luego la agarró del cabello, la sacó por la ventana y la azotó contra la patrulla. Luego salió otro agente vial y entre los dos la tomaron por los brazos mientras que uno la violaba. Cometida la agresión, la joven se subió el pantalón y llamó a una amiga. 

En contraste, esta amiga indicó que la afectada le marcó cerca de las 2:50 de la mañana para decirle que había un agente vial muy grosero y prepotente con ella, por lo que fue al lugar donde encontró a su amiga y a un policía al que le dio 200 pesos. Añadió que fue hasta más tarde cuando la víctima le dijo que había sido violada por dos elementos, que uno era blanco, fuerte y delgado. Pero ella sólo vio a un agente moreno y robusto del que no notó nada extraño. 

En este caso también dijo que, en el parte médico que se le realizó, la afectada mostraba huellas de penetración, pero no otro tipo de heridas o huellas de violencia que coincidieran con la descripción que hizo del ataque, lo que también consideró una incoherencia. 

Jasso Carrasco manifestó que la Fiscalía individualizó a José Alejandro como el responsable de estos hechos debido a la presión social que provocó este caso. 

Videos no captan los hechos

Contrario a los argumentos de la defensa, el juzgador señaló que, aunque los videos no captaron los actos de abuso sexual y violación, sí brindan información de quiénes pudieron haber conducido los vehículos involucrados en los hechos y, así, es posible establecer la presunta participación del imputado. 

En cuanto a las contradicciones de las víctimas, el juzgador subrayó que al tratarse de un hecho traumático es comprensible que haya inconsistencias, pero ambas fueron claras y contundentes al establecer las agresiones de las que fueron objeto. 

Sobre la falta de huellas de violencia en el caso de C. A. S. G., el juez indicó que más allá de la ausencia de heridas visibles, el parte médico estableció que hubo una penetración reciente, lo que concuerda con la denuncia. 

“Me queda claro que todavía se requiere mucha investigación, pero hasta este momento sí hay datos de prueba suficientes para establecer una probabilidad de la investigación de José Alejandro en estos hechos”, concluyó el juez. 

Tras dictar auto de vinculación, estableció un plazo de tres meses para concluir la investigación complementaria. Asimismo, solicitó medidas de protección para el imputado, pues coincidió en que, por tratarse de un exservidor público acusado de delitos sexuales en un caso mediático, puede ser objeto de algún tipo de agresión.