Local
Los últimos 2 años

Orquestaron ‘mexicles’ motines en Cereso 3

Dejaron una estela de muertes entre la población civil y carcelaria

De la Redacción/ El Diario

lunes, 02 enero 2023 | 17:01

Ciudad Juárez.- Ernesto Alfredo Piñón De la Cruz, alias “El Neto” y Jesús Eduardo Soto Rodríguez, apodado “El Lalo”, ambos identificados como líderes del grupo delictivo “Los Mexicles”, han orquestado en los últimos dos años motines dentro del Cereso 3, que han dejado una estela de muertes entre la población civil y carcelaria.

En la administración de Javier Corral, trascendieron los lujos de los que gozaba “El Lalo”, quien fue identificado como uno de los principales generadores de violencia, dentro y fuera del penal. Y pese a que se anunciaron investigaciones contra autoridades carcelarias, entonces a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, nada ocurrió.

Ambos formaron parte de una banda de secuestradores que operó desde el fraccionamiento Campestre cuando apenas tenían 20 y 18 años.

En su momento, autoridades investigadoras estimaron que, junto a sus cómplices, perpetraron por lo menos 17 secuestros en los primeros tres meses del 2009, con rescate global de más de un millón de pesos y 14 distintos autos y camionetas.

“Lalo” y cuatro de sus cómplices fueron detenidos en marzo de 2009, mientras que “El Neto”, burló a la entonces Policía Judicial del Estado en varias ocasiones, hasta el mes de octubre de ese mismo año cuando fue detenido, establece el archivo periodístico.

“El Lalo” acumula 160 años de prisión en seis sentencias correspondientes a secuestros cometidos el 29 de diciembre de 2008, el 26 de enero, 13 de febrero, 11 y 13 de marzo y 29 de diciembre de 2009. Mientras que “El Neto” acumula más de 50 años de cárcel.

Mientras cumplían sus sentencias dentro del Cereso 3, que históricamente ha registrado una sobrepoblación entre el 25 y 36 por ciento, “Neto” y “Lalo” fortalecieron su liderazgo en el grupo delictivo identificado como “Los Mexicles”.

En enero de 2020, Jesús Eduardo ordenó ataques simultáneos contra la población civil y fueron quemadas unidades de trasporte público, mientras que elementos de las diversas corporaciones policías sufrieron ataques armados. Hasta marzo de ese mismo año fue trasladado a un penal federal en el estado de Chiapas, mencionan las notas periodísticas sobre el hecho.

El 11 de agosto de 2022, Ernesto Alfredo Piñón De la Cruz intentó fugarse por primera vez del Cereso 3. Orquestó una reyerta con saldo de dos reos muertos y cuatro lesionados. Luego los ataques fueron trasladados contra la población y al menos 10 civiles fueron privados de la vida, para obligar a las corporaciones a salirse del penal, según informaron agentes investigadores.

Por este hecho sólo cuatro custodios fueron sujetos a proceso penal y dos más se encuentran prófugos.

Los directivos del Cereso 3 fueron relevados, sin cargos penales y recientemente la Fiscalía General del Estado recibió las instalaciones del extinto Cefereso 9, que permitirá la despresurización del penal estatal, según informó el mes pasado la institución.