Local

Pagaba $758 y ahora le cobran 114 mp por agua

Pagó por fuga que nunca existió; cobraron de 758 a 114 mil pesos

Juan Carlos Núñez

sábado, 25 septiembre 2021 | 09:56

Manuel Sánchez Verín, propietario del Restaurante Líveer ubicado en Calle Libertad No. 318 en el Centro de la ciudad, denunció una serie de irregularidades efectuadas por la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) que iniciaron desde el 2019, cuando sus recibos habituales cambiaron rotundamente de un máximo de 758 pesos a tener uno por más de 114 mil pesos, por una supuesta fuga de agua que nunca existió, pero que con el paso del tiempo sus pagos mensuales han ido en aumento a pesar de demostrar que no se consume tanta cantidad de metros cúbicos de agua.

Su molestia comenzó cuando notó las diferencias en cuanto a los cobros, sin embargo de buena fe, confió en que las autoridades de aquel entonces hacían su trabajo y posiblemente tenían alguna especie de fuga, por lo que se hizo un convenio para en lugar de pagar los 114 mil 720 que marcaba el recibo, bajara poco más de 60 mil y en pagos, algo que se hizo periódicamente.

Otro aspecto fue que  durante los primeros meses de la contingencia sanitaria de Coronavirus (Covid-19), el negocio no operó, las llaves de agua se cerraron y aún así, llegaron consumos elevados nada parecido a lo que tenían antes de estas irregularidades.

En tres ocasiones, el medidor ha sido cambiado desde el más viejo, luego uno mecánico y posteriormente el digital, sin embargo gracias a la previsión de tomar fotografías diarias para checar los metros cúbicos, es como ha detectado las variaciones entre lo que dice el recibo y los datos reales.

Incluso el primer año del 2019 los m3 que venían eran 20 o 30 o un poco más, pero de repente comenzó a subir a más de 700, algo ilógico, porque efectivamente no tienen fugas.

“Yo no sé cómo es que están cobrando el metro cúbico, porque no nos checan las cuentas del último medidor, que dice 336 m3 y son casi cinco mil pesos, pero en el recibo dice otra cantidad. Incluso en los oficios marcan a veces como que el medidor está enterrado, no legible o tiene solo   niple. Es falso, aquí se puede ver bien el medidor. ¿Qué quiere decir? Que no lo checan, que hacen estimados”, comentó el comerciante de este local, que ha dado el servicio por 50 años en esta zona.

También añadió haber ido a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y a la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial (Secofi), para denunciar estos abusos, por lo que también tiene su denuncia legal en el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA).

Mencionó que ha sabido de casos similares de cobros injustos de un mes para otro sin ninguna justificación, tanto de vecinos, amigos, familiares e incluso sus mismos empleados en sus hogares, que tienen consumos domiciliarios hay cargos de más de 20 mil pesos, algo ilógico, porque son casas pequeñas.

Aclaró que en cuanto a su restaurante, los cargos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) son poco más de 10 mil pesos y de manera bimensual, por lo que no es posible que de agua, sean tan altos los costos.

El colmo fue recientemente cuando quisieron cortar el suministro de agua y con un acuse de deuda 18 mil 416 pesos, que evidentemente no está conforme con esas formas de hacer las cosas, por la agresividad con la que lo han tratado, la injusticia y más aún con presunto fraude que han hecho contra su negocio y contra miles de ciudadanos chihuahuenses.

Es por ello, que prefirió denunciar, ya que tiene todas las pruebas, recibos, fotografías, cálculos y oficios, además de solicitar a las nuevas autoridades estatales que ahora encabeza la gobernadora, María Eugenia Campos Galván, pongan orden en la JMAS, ya que este problema de abuso a los ciudadanos y comerciantes, inició durante la gestión de Javier Corral Jurado.

jnunez@diarioch.com.mx