Local
Ante festividades por el Día de Muertos

Panteones cobran vida

Familiares de los fieles difuntos abarrotaron ayer los pasillos y sepulcros de los cementerios

Francisco López/El Diario
Gabriel Avila/El Diario

Francisco Córdova/El Diario

jueves, 03 noviembre 2022 | 05:00

Chihuahua.- Los principales panteones de la ciudad de Chihuahua cobraron vida el día de ayer en la fiesta de los muertos, en que sus familiares vivos abarrotaron los pasillos y sepulcros entre el colorido de las flores el maquillaje de catrinas, la algarabía, el recuerdo y la convivencia con quienes, si bien ya no están en el plano físico, se cree que regresan cada 2 de noviembre. Sin embargo tampoco faltaron las oraciones y las lágrimas en esta celebración marcada por una de las tradiciones más mexicanas.

Desde el pasado viernes 28 iniciaron las visitas a los camposantos, según destacó personal a cargo de los mismos, sin embargo, fue hasta el día de ayer cuando se vivió la fiesta en su máximo esplendor con la llegada de mayor número de personas que aprovecharon la Fiesta del Hueso en cada una de sus ediciones al Norte y Sur de la ciudad y las distintas actividades que panteones públicos y privados llevaron a cabo.

En el Panteón la Colina desde temprana hora se inició con actividades en las que se soltaron globos blancos al aire representando el viaje de las almas de los seres difuntos. Asimismo entre espectáculos musicales a la entrada del cementerio se instalaron calaveras monumentales decoradas artísticamente que las familias aprovecharon para tomar la foto de la visita y en representación de este magno festejo.

Entre acordeones tubas y guitarras los tríos musicales llevaron las melodías favoritas de los difuntos o de la propia temporada a las tumbas donde eran solicitados, asimismo bocinas a todo volumen contrastaban con la serenidad habitual de los camposantos.

Cada familia practica un ritual distinto que en su mayoría ha sido heredado entre generaciones, algunos portan la playera con la foto de su familiar difunto y otros llevan incluso lonas con oraciones con las que cobijan las tumbas. Tal es el caso de la familia de Melinda González, quien junto a hija y nieta llegaron hasta la tumba de su difunto esposo Agustín Gallegos, fallecido desde hace 13 años.

“Cada año le traemos su manta y su arreglo floral. En la manta escribimos una oración para él y es así que lo honramos y recordamos, pues nunca lo olvidaremos”, puntualizó.

Por otra parte en los panteones municipales en la colonia San Jorge fueron también miles los que en el día de los Muertos se dieron cita para la visita a las tumbas. Es así que los pasillos desde la entrada hasta los principales panteones lucieron abarrotados.

Este año y luego del decreto que eliminó la obligatoriedad del uso del cubrebocas regresó la normalidad debido a que fueron muy pocos quienes aún portaron esta medida preventiva. No obstante algunos visitaban a recientes fallecidos luego de esta pandemia histórica.

Limpiatumbas y pintores ofrecían también al por mayor sus servicios para dejar las tumbas como nuevas luego de un año de inclemencias. Y mientras los familiares levantaban oraciones, acompañaban la espera con bocadillos y platicaban las memorias de quienes ahora ya no están con ellos físicamente, pero que, expresaron tienen aún la esperanza de que al menos en este día sea dedicado exclusivamente a ellos que en espíritu los siguen acompañando.

Para ello, según expresaron las familias, como lo es la de los González Arriaga, también es primordial mantener la tradición de la colocación de los altares de muertos en los hogares, pues además de las visitas también la fiesta se mantiene en casa.

Tras esta fiesta las tumbas quedaron coloridas por las flores, pues se trata de una ofrenda física que la mayoría de las familias dejó en las tumbas. Así como comida y todo lo que en vida a los ahora fallecidos les gustara en recorridos que fueron por distintos panteones y distintas tumbas para muchos de ellos que tienen a sus familiares distribuidos en los distintos camposantos.