Local

"Para el amor no hay límites"

Rompe paradigmas pareja rarámuri-chabochi

El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

lunes, 20 julio 2020 | 19:58

Alfredo, mestizo, y Gloria, rarámuri, son una pareja que ha roto con paradigmas y costumbres entre culturas, ya que llevan 12 años de casados y con dos hijas, y comentaron ser muy felices, sin importar cualquier opinión de terceros, además de que siempre tuvieron el apoyo de ambas familias. 

Ambos con 30 años, estaban en la Plaza de Armas con sus dos pequeñas de 11 y cuatro años, aprovechando el domingo de descanso de Alfredo y la visita de su familia para pasear unas horas y convivir sanamente. 

Gloria es originaria de Norogachi, municipio de Guachochi, mientras que Alfredo es de Creel, Bocoyna.

Comentaron entre risas que para ellos era normal el haberse juntado porque tienen muchas cosas en común y para el amor no existen límites, razas o formas de pensar, sino sentirlo y trabajar juntos.

Alfredo dijo trabajar en una empresa maquiladora aquí en la ciudad, mientras que Gloria labora en su tierra natal con sus hermanas, por lo que el tiempo de estar distanciados es mucho, razón por la que las veces que se ven prefieren aprovecharlas al máximo y con muy buen ánimo. 

Para ellos no fue extraño gustarse y enamorarse, porque en su experiencia es algo que suele suceder en regiones de la Sierra Tarahumara, pero reconocieron que algunas personas se asombran por verlos juntos. 

En cuanto al idioma, aseguraron que ambos hablan perfectamente español y rarámuri, ya que en aquellas comunidades es necesario que todos aprendan, tanto indígenas como mestizos, o como se les llama allá, "chabochis". 

Al preguntarles la opinión de sus familias, dijeron que siempre tuvieron el apoyo de ambas partes y no han sentido alguna discriminación por ningún lado, así que la felicidad les ha sonreído durante estos años, y esperan que así sea en el futuro, mientras viven el presente con intensidad y alegría, como deberían hacerlo muchas parejas. 

"Así nos gustamos, estamos contentos, que todos sean felices", rieron, y se despidieron.