Local

Para escapar de la cotidianidad familias visitan el zoológico de Aldama

'Se convierte en un respiro ante el confinamiento'

Juan Alanís/El Diario

Miguel Silva/El Diario

sábado, 03 abril 2021 | 05:00

Chihuahua.- Como una medida para salir del confinamiento provocado por la pandemia del Covid-19 y aprovechar los días de asueto, decenas de familias chihuahuenses visitaron el zoológico de Aldama, en dónde los niños y niñas tuvieron la oportunidad de conocer las diversas especies que se encuentran en este lugar.

Los leones, jaguares y osos negros, a los que alimentaban con miel de abeja, fueron de los principales atractivos, así como los bisontes que por su tamaño causaron el asombro de los visitantes.

Al estar cerrados los centros recreativos y balnearios, los chihuahuenses que no acudieron a algún sitio vacacional fuera del estado, han aprovechado estos días para visitar el zoológico de Aldama, en el que, sobre todo para los menores se convierte en un punto de diversión y de aprendizaje, pues para muchos es la primera ocasión que tienen la oportunidad de conocer animales silvestres. 

Los visitantes indican que acudir a este punto les permite distraerse de las actividades cotidianas y se convierte en un “respiro”, pues ha sido un año muy delicado en el que el encierro provocado por la pandemia del Covid-19, ha causado estragos.

En este sentido, los pequeños tuvieron la oportunidad de alimentar a los animales como a los osos negros a los que les daban miel y podrían admirarlo mientras lo hacían, las diversas aves y las serpientes también causaron la expectación de los visitantes. 

De acuerdo con el propietario del zoológico, Alberto Hernández, manifestó que con la afluencia de visitantes que se ha tenido en los últimos días, apenas se ha logrado recuperar una parte para poder cubrir la alimentación de los diversos animales que se encuentran en el lugar, al indicar que, en el caso de los felinos, se requieren varios kilos de carne, pues un león puede comer entre seis y ocho kilos al día; pero también se tiene que adquirir el alimento para los bisontes, cabras, aves y las demás especies. 

En cuanto a las medidas sanitarias, manifestó que al ser un lugar abierto de más de diez hectáreas, se puede albergar hasta diez mil habitantes de manera simultánea, pero expuso que no son ni dos mil personas las que los visitan diariamente y esperan que, en las próximas semanas la situación pueda mejorar para mantener vigente este zoológico que ha resultado ser uno de los atractivos principales para las familias chihuahuenses.