Local

Paseo de los Pendones, modernidad que luce vieja

La obra, develada en el 2013, ya se ve deteriorada y con la pintura desgastada

Juan Carlos Núñez/El Diario

sábado, 11 septiembre 2021 | 05:00

El monumento denominado Paseo de los Pendones, ubicado en la parte peatonal de la avenida Independencia y Ojinaga, es  una obra de estilo moderno; sin embargo, pronto tendrá una década desde su inauguración y actualmente se aprecia con cierto deterioro.

Dicha obra es del escultor chihuahuense Fernando Camacho, la cual tiene 6.5 metros de alto y representa la tradición española de marcar con pendones las tierras fértiles encontradas durante sus expediciones. 

La escultura fue promovida por la administración municipal 2010-2013, que tuvo un costo de un millón de pesos y forma parte de la remodelación de gran parte del Centro de la ciudad para tener más zonas peatonales.

En su base está inscrita la siguiente leyenda: “La tradición hispana que presenta el compromiso social y la suma de voluntades en busca de un bien común. Los tres pendones simbolizan: Participación Social, Buen Gobierno y Justicia; a su vez las esferas: Pensamiento, voluntad y fe que a través de tres siglos transitan bajo la bóveda celeste que cubre nuestra ciudad”.

A pesar de que fue inaugurada relativamente hace poco, un verano del 2013, el paso del tiempo ha deteriorado la cubierta plateada y aun cuando su estilo moderno podría verse como algo nuevo, ya se aprecia como si la hubieran develado muchos  años atrás.

Hasta ahora, no se ha anunciado una intervención con las nuevas autoridades municipales que comprenden la administración 2021-2024, pero se espera que haya más acciones para darle vida al Centro de la ciudad.