Local

Pedirá policía vial acusado de violación prórroga de investigación

Sigue en prisión preventiva

Archivo

Argelia Domínguez/El Diario

sábado, 16 julio 2022 | 05:00

José Alejandro G. F., agente de la División de Policía Vial de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE), acusado de los delitos de abuso sexual y violación con penalidad agravada en perjuicio de dos mujeres, solicitará prórroga para la investigación complementaria a fin de obtener más datos de prueba que corroboren su inocencia.

La abogada del agente, Erika Jasso Carrasco, indicó que el imputado continúa en prisión preventiva en tanto se desahoga la etapa de investigación complementaria, la cual concluye el 1 de agosto.

En abril de este año, José Alejandro G. F. fue detenido como presunto responsable de violar y abusar sexualmente de dos mujeres.

En audiencia inicial dentro de la causa penal 1167/2022, el Ministerio Público estableció que, cerca de la 01:30 horas del lunes 11 de abril, la víctima K.L.C.G., fue detenida en su vehículo Nissan Altima, por un agente de la Policía Vial, en el periférico de La Juventud y Mirador.

La afectada narró que momentos antes de ser detenida, había salido del bar Panic Botanic, ubicado en Paseo Central. El agente, al percatarse de que se encontraba en estado de ebriedad, le preguntó que “cómo se iban a arreglar”, que “estaba muy guapa” y que no quería dinero. 

La segunda víctima, identificada como C.A.S.G., fue parada en su vehículo Nissan Versa, cerca de las 01:20 horas del 18 de abril, en el periférico de la Juventud y Haciendas del Valle, luego de haber cenado en el restaurante Bodegón Mexicano. 

La ofendida indicó que tras subir a su automóvil llegó una patrulla de Vialidad que le pidió que se orillara, a lo cual accedió. De la unidad descendió un oficial de tez blanca, medio robusto que le dijo que tenía apagado el faro delantero derecho. 

La mujer le explicó que podía encender las luces largas y que la dejara ir, pero el oficial le dijo que estaba tomada y le tenía que hacer una prueba de alcoholemia, a la cual también accedió pues esa noche ella no había bebido alcohol.  Aun así, el imputado le dijo que había dado positivo a la prueba y que tenía que acompañarlo a la División de Policía Vial porque ahí se iban a arreglar. Por ello, la conductora tomó la lateral del periférico y cuando quiso incorporarse a dicha vialidad, el agente comenzó a gritarle, tras lo cual la volvió a detener. En ese momento la sacó del vehículo por la ventana y la violó.

Sin embargo, la defensa indicó que los datos aportados por la FGE no eran suficientes para establecer que su representado era la persona que se encontraban en el lugar de los hechos ni quien cometió las agresiones.