Local

Pedirán propietarios de salones que les difieran impuestos

Temen no poder hacer frente a la crisis ante la inactividad

El Diario

Manuel Quezada Barrón/El Diario

sábado, 02 enero 2021 | 08:00

Chihuahua, Chih.- Los propietarios de salones de fiesta insistirán ante las autoridades estatal y municipal que se les difiera el pago de impuestos, derechos y permisos, ya que no podrían hacer frente de otra forma estos compromisos ante la inactividad que tuvieron prácticamente todo el año 2020.

Alejandro Lazarotto, presidente de la Sección Especializada de Salones de Fiesta de la Canaco dijo que esta petición se hizo durante el 2020 a la alcaldesa María Eugenia Campos, a la tesorera municipal Aida Amanda Córdova y a la misma secretaria de Innovación y Desarrollo Económico, Alejandra de la Vega, pero no hubo respuesta alguna.

“Hemos estado mandando peticiones para que nos ayuden con lo del Impuesto Predial, con los diferentes pagos; se los mandamos a la tesorera, a Maru y Alejandra de la Vega y nada”, lamentó.

El presidente de la Sección Especializada de Salones de Fiesta indicó que se va a insistir ante las autoridades que apoyen al sector. En la ciudad de Chihuahua habría antes de la pandemia unos 400 salones, de los cuales alrededor de 80 están afiliados a la Canaco.

Señaló que, si bien el gobierno no tiene dinero para dar, también ellos están batallando para darles. ¿De dónde se les va a dar el Impuesto Sobre Nómina, el Predial; de dónde se les pagará el agua y otros conceptos?”.

En realidad, no hay posibilidad de hacerlo, porque no hay ingreso; por eso es que piden que les ayuden, no tanto que den dinero para sobrevivir, eso es imposible “ya no sucedió, no lo van a dar ahora”.

Más bien, hay que buscar apoyos en otro sentido, por ejemplo, cuando se permita reabrir, que se les dé un plazo de condonación de permisos, por ejemplo.

A lo mejor 800 pesos por permiso, para mucha gente puede ser que no sea nada, pero si se hace cinco eventos, ya serán cuatro mil pesos que se puede usar para repintar, reponer pasto u otras mejoras.

En cuestión de impuestos y derechos que se les permita diferir los pagos sin ninguna penalidad, añadió. Informó que, en los próximos días, los asociados se reunirán para replantear los protocolos y ver cuándo y cómo se pudiera empezar a trabajar.

Alejandro Lazarotto dijo que consideran la posibilidad de no generalizar la apertura, ser más ordenados y empezar a medir ciertos salones, ubicación y algunos eventos para estudiar cómo se llevaron a cabo y qué es necesario hacer para tener un mejor comportamiento.

También se necesita revisar el protocolo, ya que a final de cuentas con los actuales no se va a dar abasto para abrir, por las formas de reunión y las costumbres de las mismas celebraciones.