Local

Pelean cuerpo de muerto por Covid

Jueza que negó libertad a duartista ahora pide investigar su muerte

El Diario

De la Redacción/El Diario

sábado, 29 agosto 2020 | 10:25

Chihuahua, Chih.- La jueza María Alejandra Ramos Durán, quien negó cambiar la prisión preventiva al exfuncionario José Lázaro Joaquín López Ramírez hace un mes, ordenó a la Fiscalía del Estado comenzar una investigación por su muerte; por esa razón agentes estatales acudieron a mausoleos Luz Eterna ayer por la tarde a notificar a la familia que no puede ser cremado el cuerpo.

Los familiares del ahora fallecido pidieron a los agentes ministeriales que se retiraran del lugar y buscaron el apoyo jurídico de abogados tras lo ocurrido, por lo que debieron presentar un amparo que a punto de perder la vida pudo tener López Ramírez, mediante el cual se ordena suspender acciones en su contra.

Por ese motivo fue que hasta la tarde de ayer los agentes de la FGE habían respetado el mandamiento judicial, pero la familia tenía temor de que por la fuerza trataran de llevarse el cuerpo.

Además, una persona que dijo ser doctor del Servicio Médico Forense ingreso a la funeraria donde está el cuerpo de Lázaro e intentó conseguir una muestra de sangre del cadáver, pero no se le permitió por el personal de la funeraria, debido a que era algo totalmente irregular.

Lo anterior lo dio a conocer el abogado Agustín Marván, defensor del exfuncionario fallecido, quien consideró que con ello la jueza busca “lavarse las manos y culpar al Cereso y a la Fiscalía de la muerte del exdirector de Fideapech”.

El defensor señaló que acudieron agentes de la FGE a notificar a la familia que habría de investigarse su muerte porque así lo ordenó la jueza Ramos Durán, lo que se suma a la gran cantidad de irregularidades que se dieron en la atención del ahora fallecido.

“¿Investigar qué? La causa de su muerte es muy clara, ahí está el certificado médico oficial.

Ellos sabían que tenía Covid y estaba grave, lo que se debe castigar y sancionar es el actuar irregular de la jueza Ramos Durán y de los funcionarios”, declaró.

Dijo que su representado pidió el cambio de la medida de prisión preventiva por otra a fin de cuidarse de la enfermedad, debido a que padecía hipertensión, pero le fue negada desde hace un mes, como se le negó la atención médica después, cuando comenzó a desarrollar los síntomas de la infección por coronavirus.

“¡Ya dejen al señor en paz, ya lo mataron! Por el amor de Dios, ya déjenlo descansar. Él ya está muerto, eso ya es irremediable, no hay razón para que ahora molesten a la familia con esa prepotencia y abuso de poder que siempre han mostrado las autoridades de Chihuahua”, dijo Marván.

El abogado señaló que los agentes de la Fiscalía del Estado no pueden impedir el funeral ni su cremación, pues ya existe el certificado de defunción que establece muerte a causa del Covid-19, y menos pueden retirar el cuerpo de la funeraria. Sin embargo dijo temer de que pretendan hacerlo con ese pretexto de una investigación que puede hacerse sin lastimar aún más a su familia.

“Los agentes llegaron a notificar de la investigación abierta por la muerte, por homicidio, pero se retiraron porque les mostramos que existe un amparo y una suspensión de plano otorgada por la justicia federal”, dijo el defensor.

“Tenemos miedo de que se lo quieran llevar y luego cambiar la causa de muerte, porque saben que tienen responsabilidad, tanto la jueza como las autoridades del Cereso y de la Fiscalía”.

Marván indicó que el funeral continuará y se espera que mañana pueda ser cremado el cuerpo de López Ramírez, pues sólo están a la espera de la llegada de una de sus hijas que viene en camino.

Independientemente del funeral o de las intenciones de la investigación, advirtió, las acciones legales se habrán de seguir, pues existe responsabilidad de la jueza y los funcionarios en su muerte, desde el momento en que se le negó el cambio de medida cautelar pese a ser vulnerable al Covid-19 y luego con la atención médica deficiente que se le brindó.

“Eso lo sabe la jueza, que ahora busca evitar su responsabilidad, por eso esa supuesta investigación con la que tratan de violar el derecho que tiene la familia de despedir a su difunto”, criticó.

El exfuncionario estaba recluido en prisión desde marzo de 2018 acusado de peculado. El pasado miércoles fue sacado del Cereso de forma urgente, luego de varios días de tener complicaciones a causa del Covid-19, que había contraído en el mismo penal. Murió en el Hospital Central por la noche.

Insisten ministeriales en llevarse el cuerpo

Por la noche, luego de la primera notificación de la investigación en torno a la muerte de José Lázaro, agentes ministeriales acudieron de nueva cuenta a Mausoleos Luz Eterna ahora con un oficio dirigido al administrador de la funeraria.

En dicho oficio se establecía que la jueza Ramos Durán había pedido la investigación respecto a las circunstancias en que perdiera la vida el acusado en la causa penal 2535/2018 y por ese motivo debía el Ministerio Público realizar la necrocirugía; para ello solicitaba llevarse el cadáver del lugar, por parte de los agentes investigadores y el personal del Servicio Médico Forense.

En el oficio (con múltiples faltas de ortografía) se advertía a la funeraria que si se oponía incurriría en violaciones contempladas en el Código Nacional y el Código Penal del Estado.

Dicha comunicación estaba firmada por Issac Tapia Corral, agente del MP de la Unidad de Delitos contra la Vida.

La familia y los abogados se negaron a que fuera retirado el cuerpo de López Ramírez mostrando el amparo que los protegía, sin que se llegará a una resolución del problema al cierre de esta edición.