Local

Perdió su empleo en un casino y sobrevive vendiendo cosméticos

Lucha por sacar adelante a su hija

Tomada de internet / Fotografía ilustrativa

César Lozano / El Diario

martes, 08 diciembre 2020 | 16:21

Chihuahua. – Lizeth G., es una de las más de 20 mil personas afectadas por el cierre de la industria del entretenimiento en Chihuahua, y su mayor angustia consiste en que recuperaría su trabajo hasta que el semáforo se encuentre en color verde.

Es madre soltera de 27 años, y con su ingreso producto de sueldo y propinas, sostenía a su hija de seis años y satisfacía sus necesidades de manera digna; hora su mayor angustia radica en que no cuenta con seguridad social y ha tenido que improvisar vendiendo cosméticos para poder pagar la renta de su casa, los gastos esenciales de la casa y la despensa.

Aunque no reveló la cantidad de la liquidación, dijo que estuvo de acuerdo, pues ese dinero le ayudó a pagar deudas contraídas en los primeros meses de paro obligado de labores. El casino donde trabajaba lleva casi nueve meses cerrado.

Lizeth, se desempeñaba como auxiliar de sala donde apoyaba a clientes que solicitaban saldo para jugar y además servía bebidas a los clientes, quienes en su mayoría valoraban su trabajo, pues las propinas representaban el 40 por ciento de sus ingresos.

Luego de que su patrón se vio en la necesidad de recortar el personal, tuvo suerte de contar con el apoyo de una amiga coordinadora de ventas de una marca reconocida de cosméticos, sin embargo, su ingreso es mucho menor, se expone demasiado al Covid 19 y quedó sin acceso al IMSS, aparte que gasta más gasolina en su carro para el movimiento de sus productos.

“No es gran cosa lo que obtengo por las comisiones, porque tampoco hay mucha venta, pero sí me alcanza para comprar la despensa”, expresó, y comentó que una ventaja es poder ofrecer su venta por internet entre sus conocidas y familiares.

“Espero abran pronto para poder aplicar de nuevo en otro casino; tengo experiencia y la paga es mucho mejor”, concluyó con un tono de cierta nostalgia.