Local

Permite JMAS robo de agua para nogales

Tiene meses que detectó al menos 15 tomas, y todavía no presenta denuncia ante la Fiscalía

De la Redacción/El Diario
viernes, 17 mayo 2019 | 05:43
Francisco López/El Diario

Chihuahua.- La Junta Municipal de Agua y Saneamiento ha detectado por lo menos 15 tomas clandestinas de agua a lo largo del acueducto El Sauz, en una amplia zona donde existen balnearios y granjas nogaleras, pero ha permitido que continúe el robo durante el último año.

Roberto Lara, presidente de la JMAS, comentó que se trata de un robo de agua que es para lucrar, ya que existen indicios de que el líquido se usa con fines comerciales y que se presentará una denuncia ante la Fiscalía.

Añadió que este tema lo han venido manejando con la Fiscalía desde hace meses y que ahora se pedirá el apoyo jurídico con la presentación de las denuncias, además de que se ha pedido el respaldo de la Policía Municipal para localizar actividades sospechosas.

El Sauz representa la principal fuente de agua de la ciudad y prácticamente el 40 por ciento de los colonias dependen de él ya que inyecta 900 litros por segundo a la red de esta capital.

El funcionario estatal indicó que por ahora no saben quién o quiénes son los responsables de este delito, pero enfatizó que el agua no está siendo utilizada para familias que necesitan del recurso, sino que es para fines lucrativos, por lo que resulta una acción que debe ser castigada con más severidad.

“Ya tenemos identificados varios puntos a lo largo del acueducto de El Sauz, en donde tenemos localizadas varias tomas”, expresó Lara Rocha; sin embargo, reconoció que el ilícito no ha sido frenado.

Añadió que fueron los vecinos del sector los que ayudaron a las autoridades al notificar de esta situación.

Respecto a la cantidad que es robada, mencionó que es complicado saberlo ya que el agua proviene directamente de la batería de pozos.

Adelantó que en dos semanas pondrán en funcionamiento un sistema de telemetría para estar monitoreando el agua que se inyecta y el líquido que se extrae de la línea.

El funcionario estatal aseguró que presentarán ante la Fiscalía General del Estado las denuncias por este robo, el cual en el estado se castiga como robo de fluidos, que alcanza una sanción de dos años de cárcel, así como una sanción económica, pero se plantearán reformas a la ley para que se considera como un robo agravado.

Agregó que a partir de este ilícito se pedirá al Congreso del Estado que se endurezcan las penas para las personas que roben agua para uso no doméstico, debido a que existen los casos de quien usa el agua extraída de las líneas para el consumo de viviendas, situación que no está justificada y que se sanciona, pero se trata de una motivación diferente.

“No se vale que alguien se esté robando el agua para lucrar, porque se está utilizando para negocios y se está afectando a la ciudad”, expresó.

“Queremos proponer al Congreso del Estado para que el robo de agua sea un delito grave, en el caso de los robos no domésticos, porque el problema que tenemos es que son robos con fines lucrativos para negocios”, expuso.