Local

Personal de salud, el que más tramita testamentos

Temor ante la posibilidad de la enfermedad y muerte, se convirtió en un factor detonante

Salud Ochoa/El Diario

domingo, 29 agosto 2021 | 23:10

Chihuahua, Chih.- La pandemia generada por el virus Sars-COV2, y el temor ante la posibilidad de la enfermedad y muerte, se convirtió en un factor detonante para que la ciudadanía acudiera ante un notario público a

elaborar un testamento. Fue a partir de finales del primer trimestre del 2020 cuando el gremio notarial observó este fenómeno atípico que se presentó principalmente entre trabajadores de la salud y que aún en 2021 continúa.

Fernando Rodríguez García, Presidente del Colegio Estatal del Notariado Chihuahuense, explicó que de manera “normal” la mayoría de la gente acude a realizar este trámite durante el mes del testamento, sin embargo, tras la llegada de la pandemia y en la llamada “nueva normalidad”, las cosas cambiaron.

“Cuando empezó la pandemia entre febrero y marzo de 2020, empezamos a tener una gran cantidad de solicitudes de testamentos sobre todo entre el personal de salud y quienes enfrentaron el temor de la enfermedad y acudieron.

Fue un comportamiento atípico que duró los primeros 5 meses de la pandemia y hacia la segunda mitad del año, registramos dos factores: la promoción del mes del testamento primero y luego, que para ese momento ya todos habíamos experimentado la enfermedad de alguna forma, en algún ser querido o conocido cercano. A todos se nos convirtió en algo real. Podemos decir que la pandemia nos hizo más conscientes en este sentido”.

Sin tener una cifra exacta al momento de la entrevista, Rodríguez García ejemplificó que que este año se tiene un registro de 183 mil testamentos, que pudiera pensarse que no son muchos pero, si se toma en cuenta que normalmente se cuentan poco más de 6 mil en un año, la visión cambia.

“El 50 por ciento de los trámites se hacen durante septiembre y el resto del año es sumamente tranquilo al respecto. La gente que va en los meses fuera de promoción, en general son adultos o personas con circunstancias muy particulares”.

Dijo que en el 2021 la tendencia a la alza continúa y se constituye como una de las cosas positivas que deja la enfermedad en cuestión a la sociedad.

“La pandemia a mucha gente le ha despertado la conciencia de ser ordenado. Ha provocado que esas personas hagan las escrituras que tenían pendientes, arreglen la sucesión que no habían arreglado y dentro de este orden de las cuestiones legales está también el hecho de hacer un testamento. Todo tiene un pequeño lado bueno y en este caso es la conciencia de ser más ordenado”.

Otro fenómeno que se presentó de manera frecuente durante la pandemia, fue la solicitud de que los notarios acudieran a los hospitales e incluso que entraran a las áreas covid. Sin embargo, eso no fue posible tanto por el riesgo que significaba el ingreso a un nosocomio, como al hecho de que para hacer un testamento la persona debe estar plenamente consciente de ello.

“El testamento hay que hacerlo cuando está uno sano. Durante la pandemia fue frecuente que nos pidieran acudir al hospital. Cuando se tuvieron los picos en hospitalizaciones hubo muchas solicitudes para hacer testamentos en áreas Covid. Nos decían que la enfermera pusiera al paciente al teléfono o que alguien ya sabía lo que su familia quería, pero no se puede hacer eso porque el testamento es algo personalísimo, no se permite la representación y además se requieren testigos. Por otra parte, cuando una persona está hospitalizada recibe medicamentos para inhibir el dolor pero también

inhiben la conciencia del paciente y no es posible otorgar un testamento si alguien no tiene plena consciencia de ello. Por eso, hay que hacer este trámite con tiempo y no cuando están en

condición muy grave”, puntualizó.

Rodríguez García recalcó en la necesidad de dejar claro que, cuando alguien hace un testamento puede seguir haciendo uso de sus bienes de manera libre y ordenada hasta el momento de su muerte, ya que existe la falsa creencia de que a partir de que se elabora dicho documento ya no podrá hacerlo.