Local

Pese a estrategias, no se ha podido disminuir violencia familiar

El alcalde aceptó que esta problemática no ha podido reducirse en la ciudad

El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

martes, 24 mayo 2022 | 13:10

Chihuahua, Chih.- El presidente municipal de Chihuahua, Marco Antonio Bonilla Mendoza, reconoció que el problema de la violencia familiar es la más difícil de erradicar, ya que a pesar de todas las estrategias que se han implementado, cuyos resultados en disminución de índices de inseguridad, ésta es la única que todavía no ha bajado.

Manifestó que actualmente se trabaja en alianza con cámaras empresariales y asociaciones civiles para intervenir en las zonas más conflictivas de la ciudad, que también son las de mayor rezago social, con el fin de fomentar el desarrollo económico y espacios de oportunidades para niños, adolescentes y en general a las familias.

Con su política de trabajar con perspectiva de familia, dijo que se busca recuperar el tejido social desde la base de la sociedad, ya que así como se ha inhibido delitos como robos y asaltos, también se pretende bajar los reportes de violencia en los hogares, pero principalmente hacia las mujeres y los infantes, tema que más preocupa a la actual administración municipal.