Local

Pide líder campesino de Ejido Sacramento le regresen tractor decomisado

La Fiscalía General del Estado le decomisó su herramienta de trabajo

/ Imagen ilustrativa

Carlos González/ El Diario

viernes, 24 septiembre 2021 | 05:00

Chihuahua.- A 28 meses de que la Fiscalía General del Estado le decomisó un tractor y equipo a pobladores del Ejido Sacramento, además de cerrar el camino vecinal para evitar que siguieran evadiendo los recursos de cobro de peaje a través de la caseta, Fernando Flores, integrante de ese movimiento, denunció que no le han entregado la maquinaria, a pesar de que la CEDH y el propio Congreso del Estado exhortaron a la Fiscalía en la pasada administración a regresar esos bienes.

Fernando Flores aseguró que el decomiso fue una venganza de la Fiscalía, ante la movilización ciudadanía que pretendía, de manera legítima, un trato diferenciado en el cobro de la caseta, al ser habitantes del sector y cruzar a la ciudad de Chihuahua de manera cotidiana. 

Recordó que en aquél momento, elementos de la policía estatal abusaron de la fuerza y de su poder y golpearon a varios de los ejidatarios que sólo pedían se les apoyara con la cuota de la caseta y que siguiera permitiéndose el camino vecinal para la gente habita en el sector.

Flores detalló que su tractor y otro equipo decomisado aún se encuentra en los patios asignados por la Secretaría de Hacienda, por lo que ya ha intentado tener un acercamiento con el nuevo secretario Jesús Granillo Vázquez para conocer la situación actual y buscar su recuperación, sin embargo, hasta el momento sólo tuvo acceso con su asistente.

Manifestó que ni el exgobernador Javier Coral, ni el exfiscal César Peniche atendieron la demanda de los ejidatarios de la zona, ni la suya propia en cuanto a regresar su tractor, incluso como una petición hecha por el Congreso y la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

El líder campesino comentó que la recomendación de la CEDH, pedía a la Fiscalía que regresara el equipo decomisado y que además de pagaran los daños causados, sin embargo, dejó claro que ninguna de las dos situaciones se dieron.

El tractor y el equipo decomisado contaban con todos los requisitos legales para ser usados, “no había impedimento fiscal para el decomiso”, afirmó.

Actualmente, la brecha continúa cerrada, aunque existe un camino alterno a través de las propiedades de la gente, por donde cruzan sólo quienes viven en la zona.