Local

Pide niño prodigio cuidar la Quinta Carolina

En un escrito, el menor menciona que le hubiera gustado cuando era habitable; sin embargo, lamenta que sus mejores tiempos han quedado atrás

/ Tomada de Internet

De la Redacción

martes, 24 marzo 2020 | 20:28

Chihuahua.- Una parte de la Quinta Carolina, finca situada al norte de la ciudad, ha sido descuidada por el Gobierno del Estado, ya que se han registrado algunos derrumbes ocasionando un aspecto no grato para los visitantes, señaló Ian Pablo, niño prodigio de Chihuahua. 

En un escrito, el menor menciona que le hubiera gustado cuando era habitable; sin embargo, lamenta que sus mejores tiempos han quedado atrás, tras señalar que está en peligro la estructura de la Quinta por una gran grieta que se aprecia. 

Ian Pablo es un niño de 8 años con un intelecto sobresaliente, hace declamatoria, es cinta naranja en Karate avanzado, hace deporte, toca dos instrumentos musicales, además fue parte de la Banda de Guerra de su escuela. Maria del Carmen Santana, psicóloga de Usaer 7616, al valorar a Ian señaló que tenía un coeficiende de inteligencia verbal 141 (Rango muy superior), en coeficiente de inteligencia de ejecución 137 (Rango muy superior) y en coeficiente de inteligencia global 143 (Muy Superior). 

“El día de hoy les quiero comentar acerca de una situación que me inquietó, en una de esas tardes en la que nos emociona tener alguna aventura, mi familia y yo decidimos dar un paseo por las ruinas que se encuentran alrededor de la Quinta Carolina”, dijo el menor. 

Recordó que esta enorme y “bonita” casona fue obsequiada por Don Luis Terrazas Fuentes a Doña Carolina Cuilty, por lo tanto en su honor fuer bautizada como Quinta Carolina, actualmente “centro cultural Quinta Carolina”. 

Menciona que a su alrededor aún se encuentra una capilla en donde se ofrecen misas y sus murales interiores fueron hechos por un famoso pintor italiano de la época, también hay algunas ruinas de las caballerizas, el establo, un torreón y lo que entonces fue una fábrica. 

“De esta última llamó mi atención que aún se pueda leer su nombre y el consorcio al que pertenencia, es muy grande y debió ser bonita e impresionante en sus mejores tiempos ¿te imaginas?”, señaló el menor. 

“En lo particular me hubiera gustado mucho conocerla, lamentablemente sus mejores tiempos han quedado muy atrás y hoy en día en la parte de enfrente de la ruina se puede apreciar una gran grieta que a mi ver pone en peligro la estructura de dicha ruina, al parecer no se ha venido abajo gracias a un pequeño tubo de acero que une las paredes de la vieja construcción de adobe, pero solo hace falta un poco del trabajo de los elementos de la naturaleza para que acaben de soltar esa enorme pared de ese delgado tubo y se vendrá abajo”, comentó. 

En este sentido menciona que existe un serio riesgo porque muy seguido hay personas que acuden a tomarse fotos en dicha pared y reconoce el riesgo latente como una especie de espada de “Damocles”. 

Asimismo, narra que en la zona existen lo que al parecer en su tiempo fueron dos pozos, el más pequeño de aproximadamente 3 o 4 metros de profundidad y de un metro y medio de circunferencia, mientras que el otro es de un tamaño mayor, con aproximadamente 5 a 6 metros de profundidad y lo mismo de circunferencia. 

Aclaró que dichos pozos se encuentran sin señalamiento alguno de precaución para los curiosos y transeúntes que cruzan el lugar, sin una tapadera y están casi al ras del suelo, por lo que para caerse en ellos no hace falta más que andar distraído y peor de noche, pues además de haber mucha hierba alrededor que impide una clara visibilidad no hay ningún tipo de alumbrado. 

“Cerca de esos pozos existe una escuela de música de niños y un salón de eventos así que personas que asisten a algún evento en dicho lugar o niños que se acerquen pueden ser víctimas de estos riesgos que podemos y debemos evitar”, narró Ian. 

Recordó que el día 10 de marzo del presente año acudieron los bomberos porque en el pozo grande cayeron y murieron dos perritos, esperando que no llegue a mayores, ya que es un peligro latente, por lo hizo un llamado a las autoridades correspondientes para poner cartas en el asunto.