Local

Pide regidor de Ecología evitar uso de pinos naturales de Navidad

Recomienda que se adquiera uno artificial para el próximo año

Tomada de Internet / Foto ilustrativa

Juan Carlos Núñez/ El Diario

martes, 29 diciembre 2020 | 12:36

Chihuahua.- El presidente de la Comisión de Ecología en el Ayuntamiento, Juan Pablo Ríos Prieto, hizo un llamado a la población para que el próximo año tomen conciencia en cuanto a la adquisición de árboles de navidad para que sean artificiales y no naturales, ya que estos al final mueren y la siguiente temporada se debe comprar otro.

Reconoció que el celebrar la Navidad con un bello arbolito adornado siempre es un gusto en los hogares, que a pesar de que los establecimientos que los venden, no los cortan de bosques o Sierra sino cuentan con plantío para este objetivo, el fin de estas especies de pinos pequeños es convertirse en madera.

Es uno de los recuerdos que quedan en los hogares son los árboles naturales que se utilizaron como adorno,  y los cuales, generalmente  a partir del 7 de enero se retiran, por lo que son desechados.

“Es muy bonito tener un arbolito natural, pero yo recomiendo que al menos para el otro año, compren uno artificial, dura más, se ve muy hermoso y no se daña ningún ser viviente, porque los árboles también lo son. Esperemos que se tome conciencia de ello”, comentó el regidor del Partido Verde Ecologista de México (PEVM).

Recordó que este año, debido a la contingencia por Coronavirus (Covid-19), disminuyó mucho la compra de árboles naturales de  navidad en los centros comerciales convencionales, especialmente los del Periférico de la Juventud, que también fueron menos los ofertados, así como la demanda.

También recomendó adquirir artificiales, ya que el gasto es único y puede durar más hasta 10 años si se cuida bien; los naturales es uno cada año y el costo es entre los mil y dos mil pesos o más.

En el mismo tema, para evitar que estos pinos terminen en terrenos baldíos o arroyos, la Dirección de Servicios Públicos, suele colocar centros de acopio en donde se podrán desechar adecuadamente, ya que los recolectores no se los llevan.