Local

Piden investigar presunto robo de agua para nogaleras

Líder agropecuario dice que de encontrarse irregularidades se debe actuar

Manuel Quezada/El Diario
sábado, 18 mayo 2019 | 13:49
El Diario

Chihuahua.- El presidente del Consejo Estatal Agropecuario del Estado de Chihuahua, Alfonso Lechuga De la Peña, puso en tela de duda que haya productores nogaleros en el municipio que se roben el agua, dado que es difícil que alguien haga una alta inversión en un cultivo de esa naturaleza, sin tener asegurado el recurso para la irrigación.

No obstante, dijo que la acusación que hace en ese sentido el director de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento, Roberto Lara, es muy seria y se amerita una investigación a fondo y de realmente encontrar irregularidades, que se cancelen las tomas y proceda conforme a derecho.

Alfonso Lechuga también recordó que cuando se construyó el Acueducto de El Sauz, el gobierno del Estado y una cantidad importante de propietarios de tierras de cultivo celebraron acuerdos para no pagar servidumbre por el paso de los ductos a cambio de disponer de una toma de agua aunque no precisamente para irrigar grandes superficies o nogaleras.

Indicó que en el Acueducto del El Sauz se tiene alrededor de 30 pozos, por lo que puede haber varias tomas negociadas con la autoridad, quizá para un bebedero de la casa del vaquero, una pila u otros usos, aunque no para irrigar cultivos.

Lechuga De la Peña dijo que habría entonces que revisar bien si alguna de esas tomas que se dice por parte de la JMAS, son ilegales o significativas que puedan poner en riesgo el abasto de la ciudad.

Apuntó que regar una nogalera con una toma clandestina, no es fácil, ya que no se tendría que robar un chorrito, sino uno muy grande.

El presidente del CEACh dijo que se requerirá entonces que las autoridades se acerquen con los productores, porque para nadie es oculto que hay servidumbre de paso, no son tomas escondidas, ni son clandestinas, y las autoridades saben muy bien dónde están porque dan mantenimiento a los pozos.

Insistió en que si en esa revisión se encuentran tomas ilegales, que se desconecten y se proceda conforme a derecho.

El productor dijo que esta revisión se debe hacer de la manera más respetuosa y no cree que pueda haber resistencia de los productores a que se haga la inspección en sus predios.

Planteó que para irrigar una nogalera se requiere de mucha agua y no es fácil tomar el recurso de una toma clandestina. Agregó que puede haber una toma quizá para alguna pila, pero no para utilizarla para 40 hectáreas de nogal.

Alfonso Lechuga dijo que decir que hay nogaleras con tomas clandestinas es algo muy fuerte, no obstante de que sí ha crecido mucho la superficie de ese cultivo a la salida a Ciudad Juárez, los cuales ya van hasta el kilómetro 170. Sin embargo esos deben de tener su derecho de agua inscritos en la Comisión Nacional del Agua, pozos electrificados con sus tarifas agrícolas, los sólo se pueden autorizar con el visto bueno de Conagua, además de que deben contar con el estimulo del programa de energía para el campo, porque de lo contrario, no lo podría soportar el cultivo.

Para poder solicitar esa tarifa, se requiere de la documentación de Conagua, por lo que establecer una nogalera sin asegurar el agua, es arriesgar una inversión muy grande, lo cual se ve por demás difícil, concluyó.