Local
Por beneficios preliberacionales

Podrían reducir la sentencia de Schultz

Durante la audiencia renunció a su derecho de recurrir a la apelación de la sentencia y se declaró culpable: Sara Mendiola

De la Redacción

martes, 13 julio 2021 | 19:45

Aun y cuando un juez federal sentenció a Hugo Amed Schultz a 8 años de privación legal de la libertad por su participación en el asesinato de la periodista Miroslava Breach, la condena se podría reducir por los beneficios preliberacionales que la ley otorga como derecho humano. 

De manera oficial, Schultz quedó condenado en calidad de partícipe auxiliador en el homicidio y obligado además a la reparación integral del daño, consistente en la compensación económica y una disculpa pública de viva voz del ahora sentenciado”, dice textual el documento. 

La activista Sara Mendiola, de la organización Propuesta Cívica, dijo desconocer la aritmética de la condena, sin embargo, resaltó que Schultz durante la audiencia renunció a su derecho de recurrir a la apelación de la sentencia y se declaró culpable de todos los hechos por los que lo acusa la Feadle, por lo tanto se trata de una sentencia firme. 

Descartó que el sentenciado pudiera ser beneficiario de prisión domiciliaria, sin embargo, existen otras figuras legales a las que posiblemente pudiera recurrir para evitar cumplir la condena tras las rejas. 

“Lamento mucho que cualquier acción de mi parte haya contribuido a su lamentable homicidio. Quiero transmitir este mensaje a la familia de Miroslava en el que reconozco que mi aportación afectó los derechos de Miroslava y lamento las consecuencias que generaron. La ausencia de Miroslava Breach como voz crítica del periodismo sin duda alguna afectó el derecho de la sociedad a la información pública”, fueron las palabras del hoy sentenciado ante la jueza, la familia y a opinión pública. 

Miroslava Breach fue asesinada el 23 de marzo de 2017, cuando salía de su domicilio de las calles Río Aros y José María Mata, luego de investigar y exponer las violaciones sistemáticas a los derechos humanos en la Sierra Tarahumara, además de redes de narcopolítica y corrupción que operan en municipios serranos de Chihuahua.