Local

Podrían tener un resolutivo del juez

Estamos confiados porque es una total injusticia que estén adentro: abogado Carlos Vargas

Archivo/ El Diario

Salud Ochoa/El Diario

lunes, 22 noviembre 2021 | 05:00

El amparo promovido por la defensa de los tres agricultores de La Cruz, podría tener un resolutivo del juez en un lapso de un mes, confirmó el abogado Carlos Vargas, quien lleva únicamente ese proceso (de amparo) en el caso de Rosendo L. L., Juan L. M. y Juan R. M. detenidos el 8 de septiembre de 2020.

“Yo estoy a cargo sólo del proceso de amparo. Estamos esperando la resolución y estoy completamente seguro que se los van a conceder. A más tardar en un mes debe estar resuelto y los agricultores afuera. Estamos confiados porque es una total injusticia que estén adentro”, dijo Vargas.

Rosendo L. L., Juan L. M. y Juan R. M. fueron detenidos por elementos de la Guardia Nacional en septiembre de 2020 luego de las horas más álgidas de la lucha por el agua en la presa La Boquilla. Acusados de haber sustraído armamento del Ejército, tanto familiares como otros agricultores que estuvieron en el lugar, han insistido en que sólo fueron unas latas de gas lacrimógeno las que tenían, pero la Fiscalía General de la República hizo ver como “explosivos” ante el juez Nelson Pedraza, responsable este ultimo de vincularlos a proceso penal federal.

Desde esa fecha, los tribunales federales del Décimo Séptimo Circuito con sede en Chihuahua, no han admitido el amparo que busca la modificación de la medida cautelar de prisión preventiva para que los tres hombres puedan enfrentar el proceso en libertad.

El 22 de noviembre del presente, los tres acusados comparecerán nuevamente ante el juez federal para que, al igual que el líder de los agricultores, Andrés Valles, intenten obtener la admisión del amparo que abre la posibilidad de una eventual liberación condicional en un período de hasta 90 días.

Fue precisamente este juez quien el 16 de septiembre del año pasado reclasificó y vinculó a proceso penal por el delito de acopio y posesión de cartuchos, así como uniformes de uso exclusivo de las fuerzas armadas a los tres agricultores.