Local

Policías querían entrar a la fuerza y realizaron disparos: hermana de Jennifer

El padre se encontraba en su recamara cuando escuchó a sus hijas gritar

Heriberto Barrientos/El Diario

viernes, 30 octubre 2020 | 15:16

Una niña de diez años, hermana de la jovencita Jennifer Aylin A. M. de 14 años, narró a la policía ministerial, que los tres agentes de la SSPE, intentaron meterse el pasado martes por la tarde a la fuerza a su vivienda, ubicada en la calle Privada de Albañiles número 9005 en la colonia 2 de Junio y los cuales hicieron disparos que acabaron con la vida de su hermana.

En la audiencia de Control de Detención dentro de la causa penal 2585/2020 los agentes de la SSPE, Jason Constantino R.M., Marco Antonio O.R., y Aarón A. M., se reveló por parte de la representación social, que el día de los hechos, los policías acusados de homicidio agravado en perjuicio de la jovencita andaban en un vehículo sin placas.

Llamó la atención que en las evidencias aseguradas, estuvieron 12 casquillos percutidos calibre nueve milímetros, localizados en el exterior y procedentes de las armas de los agentes, sin embargo no se hizo referencia a casquillos percutidos del arma que presuntamente utilizaron los moradores, para disparar a los uniformados.

Por lo anterior, el Ministerio Público pidió se declare legal la detención de los acusados, toda vez que a las 15:29 horas cuando llegaron los agentes de la Unidad de Atención a Delitos contra la Vida y ante las declaraciones de los testigos, se configuraba la flagrancia.

Los tres agentes detenidos manifestaron a su favor, que ellos recibieron un ataque a balazos y lograron detener a una persona que intentó huir con un bolso de mano de color negro.

Al inspeccionarlo se localiza una cartera de mano a nombre de Fabiola Gabriela Duarte, con una pistola de color negro Smith and Wesson, con número de serie RAV7412 calibre 9 milímetros con un cargador abastecido.

Dicha arma fue entregada al Ministerio Público.

Las autoridades estatales lograron saber del ataque a la familia debido a que se activó un botón de pánico a las 15:15 horas.

El padre de la menor víctima, identificado como Rene Abel Amador Peña, dijo que estaba en su recamara, cuando escuchó que sus dos hijas empezaron a gritar.

Luego vio a tres policías en el exterior, portando armas cortas.

El MP pidió al Juez de Control que se declare legal la detención.