Local

Por daños de más de 1 mdd denunciaron los LeBaron a barzonistas

Javier Corral, Martín Solís y Lucha castro deberían estar en la cárcel: Julián LeBarón

Argelia Domínguez / El Diario

miércoles, 04 mayo 2022 | 05:00

Chihuahua.- Por daños que ascienden a más de un millón de dólares, integrantes de la comunidad LeBaron presentaron denuncias penales en contra de ejidatarios de Constitución y Benito Juárez, en el municipio de Buenaventura, en hecho ocurridos el 30 de abril de 2018.

Julián LeBaron, uno de los líderes de la comunidad, señaló que hace cuatro años, un grupo de personas ligas a El Barzón y encabezadas por el entonces director de Fomento Agropecuario de la Secretaría de Desarrollo Rural, Martín Solís Bustamente, perpetraron un ataque en el rancho La Mojina, propiedad de Joel LeBaron, y en perjuicio de las familias lebaronesas.

El activista manifestó que inmediatamente después de estos hechos se presentaron las denuncias correspondientes, sin embargo, acuso que la Fiscalía General del Estado (FGE), bajo el mando de Javier Corral Jurado, no hizo nada y, por el contrario, justificó las agresiones con el argumento de que los LeBaron se estaban robando el agua de los ejidos para regar sus propios huertos nogaleros.

“Martín Solís es el que encabezó este ataque a nuestra familia, Nosotros estuvimos pecho tierra mientras los barzonistas estaban disparando desde la carretera…. quemaron tractores, casas destruyeron huertos”, dijo.

Por su parte, Martín Solís, descartó que existan denuncias en su contra, pero confirmó que hay órdenes de aprehensión en contra de 19 habitantes de los ejidos de Buenaventura, quienes ya están amparados para protegerse de acciones legales.

El líder barzonista insistió que este incidente se debió a que la familia LeBaron ha buscado apoderarse de los recursos hídricos de la región durante años, para regar 300 hectáreas de nogaleras que carecen del permiso para uso agrícola, además de haber perforado nueve pozos sin contar con la concesión correspondiente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), ni tener el permiso para conectarse al servicio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

CONFLICTO INTERMINABLE POR EL AGUA EN EL NOROESTE

Fue el 8 de noviembre 1955 cuando se emitió un decreto presidencial que imponía una veda en la Cuenca del Carmen, integrada por el acuífero de Santa Clara y el de Flores Magón-Ahumada, los cuales se encuentra sobreexplotados.

Desde hace años, muchos productores de la región han acusado a los LeBarón de violar la veda y contribuir con el abatimiento de los acuíferos. En su momento, refirieron que esto fue posible gracias a la entrega irregular de concesiones por parte de la Conagua, cuando el entonces director, Alex LeBarón, emitió una constancia para “regularizar” 395 aprovechamientos a cambio de 80 millones de pesos, en un proceso que la propia dependencia calificó de ilegal.

En 2018, los ejidatarios denunciaron que dentro de la Mojina se perforaron nueve pozos que, según la misma Subdirección General de Administración de la Conagua, eran ilegales, ante lo cual, los LeBaron interpusieron un juicio de nulidad que todavía espera su resolución de fondo en el Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa bajo los números de expediente 56 y 57.

Sin embargo, Julián LeBaron sostuvo estas acusaciones son completamente falsas y, por el contrario, exhibió que durante el gobierno de Corral Jurado se aplicó la ley de manera selectiva al colocarse del lado de las personas que provocaron la turba en propiedad privada.

“Los dos deben estar en la cárcel porque pusieron en peligro mortal a nuestras familias”, sentenció Julián, al referirse a Martín Solís y Javier Corral.

También reparó en que, la activista y exconsejera de la Judicatura Estatal, Luz Estela “Lucha” Castro Rodríguez también debería enfrentar una pena en prisión, pues consideró que utilizó su cargo en el Poder Judicial para decidir quiénes eran culpables, qué asuntos debían avanzar y cuáles dejar en el olvido.

Aprovechó para responder a los señalamientos de Lucha Castro en redes sociales, en los que lo llamó delincuente de “cuello “ blanco por robar el agua de los ejidatarios en Buenaventura, al asegurar que él no tiene pozos, tierras y mucho menos ha robado agua.

Manifestó que, si existe algún conflicto por el tema del agua, deberán ser las autoridades competentes las que decidan si existen o no delitos, pero no son los barzonistas los que poseen esa facultad ni el derecho de hostigar y agredir a su comunidad.

Al respecto, Martín Solís también comentó que el asunto detrás de todo este conflicto es el interés de la comunidad mormona de explotar los recursos de la región, además de intentar conectar sus pozos ilegales a la CFE, pues actualmente bombean el agua con diésel, lo que representa un costo extra para ellos.

Añadió que siguen en espera de la resolución definitiva por parte del Tribunal, además de que se ha buscado una reunión con el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández para dialogar sobre este asunto.

adominguez@diarioch.com.mx