Local

Practica la Fiscalía cuarto descenso a tiro de mina sin informar a familiares

En esa búsqueda habría localizado más de 180 restos óseos y diversas pertenencias.

El Diario / Imagen de archivo

De la Redacción/El Diario

miércoles, 15 julio 2020 | 18:10

La Fiscalía General del Estado (FGE) realizó hace una semana un cuarto descenso al tiro de mina ubicado en Santo Domingo, municipio de Aquiles Serdán, en el que habrían localizado más de 180 restos óseos y diversas pertenencias.

La búsqueda se realizó sin dar aviso a los familiares de las personas ausentes, pues fue ordenada por una funcionaria de la dependencia que cuenta con un familiar desaparecido. 

Así lo denunciaron familiares de los jóvenes que se encuentran ausentes desde el primero de julio del 2019, quienes dijeron que las autoridades se movilizan únicamente cuando hay personas allegadas a ellas y de esta manera realizan una búsqueda más exhaustiva, mientras que a ellos les han puesto una serie de pretextos para no descender. 

Juana Álvarez, madre de Adrián Omar Aldaz Álvarez, quien junto con Éver Iván Muruato desapareció hace más de un año, dijo que si la Fiscalía hubiera actuado con la misma determinación durante este tiempo las familias ya estarían con sus hijos y se hubieran evitado el calvario que han vivido. 

Los familiares de los desaparecidos se dieron cuenta de este descenso de manera fortuita cuando Norma Ledezma, presidenta de Justicia Para Nuestras Hijas y quien les ha dado acompañamiento junto con Gabino Gómez, escuchó que se hizo ese descenso del cual no estaban enterados, situación que generó el malestar tanto de la activista como de los afectados. 

Luego de esto, el pasado viernes se les convocó a una reunión con carácter de urgente y fue ahí en donde hicieron los reclamos en contra de la coordinadora de ministerios públicos a quien identifican como Juanita, pues fue ella quien ordenó la búsqueda debido a que tiene a un familiar desaparecido. 

Ahí se les dijo que será el próximo viernes cuando se les convoque de nueva cuenta para informarles a detalle qué fue lo que encontraron y esperarán las muestras de laboratorio para poder identificar los restos. 

Aseguran que el descenso que se realizó la semana pasada se hizo con el apoyo de la Cruz Roja, institución que luego del tercer descenso dijo que ya no apoyaría más en esas búsquedas por el riesgo que representa para su personal. 

Además, el tiempo de búsqueda se prolongó durante 2:30 horas, cuando en los tres anteriores no han pasado más de 40 minutos en el interior de esta formación que tiene una profundidad de 250 metros y alegan que en su interior falta el oxígeno, además de que la humedad no permite pasar mucho tiempo. 

Debido al tiempo que duró esta búsqueda fue posible localizar 183 restos óseos y diversas pertenencias que ayudarán a esclarecer casos de personas desaparecidas. 

Juana Álvarez comentó que a ellos los han traído a vuelta y vuelta y les han puesto una serie de pretextos para no descender; el primero era que no que tenían equipo y luego después dijeron que había llovido mucho y que no era seguro descender, y posteriormente, que en el interior del tiro de mina hay acumulación de gases y sustancias tóxicas que ponen en riesgo al personal que hace el descenso, y así se la han llevado durante el último año. 

“Tenemos más de un año y nomás nos traen con puras vueltas para taparnos la boca y nos calman con cualquier cosa. A qué están jugando”, reclamó.