Local

Preocupa a la IP el incremento de la inseguridad

Ya que hay un rezago de cientos de carpetas de investigación pendientes que no han sido resueltas

Manuel Quezada/El Diario

sábado, 06 febrero 2021 | 09:02

Chihuahua.- Hay una preocupación en la Coparmex-Chihuahua por la crisis de justicia que se vive en la ciudad capital, el estado y seguramente nacional, ya que hay un rezago de cientos de carpetas de investigación pendientes que no han sido resueltas por el Poder Judicial “lo que lleva a que las víctimas no han recibido justicia ni respuesta de la autoridad”.

Lo anterior lo señaló ayer el presidente de la Comisión de Seguridad y Justicia del aCoparm ex chihuahua, Benjamín Ojeda Flores en rueda de prensa en la que también su homólogo del consejo nacional, Ignacio Manjarrez dio a conocer los indicadores delictivos en el país y la entidad.

Ojeda Flores, subrayó que preocupa los altos índices de violación, feminicidio y violencia familiar que se han registrado en la ciudad y la entidad en el marco de la pandemia y donde las víctimas no han recibido justicia.

Lo más delicado, apuntó es que desde el gobierno no se ha llevado cabo ningún programa o campaña para disminuir los datos tan exagerados y preocupantes en esos delitos.

“No se ha podido a través de las acciones de gobierno, reducir este grave problema en el estado de Chihuahua”, enfatizó, para luego agregar que la pandemia va para largo y el confinamiento es una de las causas fundamentales de estos delitos.

Benjamín Ojeda dijo que la falta de atención de infinidad de carpetas de investigación de los delitos por el Poder Judicial se debe al rezago, a la suspensión de actividades y a la falta de recursos, lo cual es una situación delicada y a través de la Coparmex se va a impulsar ante las diferentes instancias de gobierno para buscar una solución conjunta.

“Es un tema que no puede quedar fuera del tintero, porque hay que dar prioridad en la aplicación de la justicia”, subrayó Benjamín Ojeda.

A su vez, el presidente nacional de la Comisión de Seguridad y Justicia de la Coparmex. Ignacio Manjarrez Ayub, indicó a pregunta expresa, que el gobierno del Estado no tuvo las estrategias más adecuadas para bajar los índices de inseguridad.

Señaló que siempre han insistido que la falta de coordinación entre las instancias municipales, estatales y federal no han sido las mejores.

Consideró que se requiere mejor capacitación, equipamiento para el desempeño de las funciones.

Recordó que la policía municipal tiene este año un recorte presupuestal federal, lo cual es necesario para mantener el equipamiento y poder ayudar en lo que tiene que ver con los sueldos y prestaciones de los agentes.

No se puede, dijo, pedir a un agente que haga lo imposible si no tiene la herramienta adecuada, ni tampoco, cuando no es renumerado adecuadamente

No se ha podido a través de las acciones de gobierno reducir este grave problema en el estado de Chihuahua”

Benjamín Ojeda Presidente de la Comisión de Seguridad y Justicia del aCoparm ex chihuahua

ni recibe lo que tiene que ver con la seguridad social de sus familias. “Enfrentarse a un problema de inseguridad en esas condiciones no es sencillo”.

Ignacio Manjarrez planteó que en el Ministerio Publico también se requiere capacitación y más personal, ya que no es posible que, con unos cuantos agentes, se pueda atender las miles carpetas de investigación y eso desalienta al ciudadano a levantar su denuncia.

La falta de personal tiene mucho que ver con el presupuesto del gobierno del Estado y el que las partidas no son asignadas correctamente en las diferentes áreas con más carga de trabajo.

También en el caso de los jueces que tienen que revisar el expediente bien o mal integrado y que se pueda aplicar la ley, para que la gente que fue a denunciar se sienta que fue tomada en cuenta y su caso sí fue resuelto en los diferentes esquemas que existen.

Reiteró que ha faltado mucha estrategia y voluntad política de las autoridades, y apreció que esto no solo es un problema de la ciudad o en el estado de Chihuahua, sino en el ámbito nacional, pero hay que recordar que los delitos como el homicidio, robo a casa-habitación, negocios, autos; así como los casos de violación, violencia familiar y el feminicidio, le corresponde al Estado atenderlos, judicializarlos y dar respuesta adecuada.

Benjamín Ojeda dijo que llama la atención de que años tras años, las respuestas en los medios de seguridad, es falta de presupuesto para mobiliario, equipo tecnológico y operación, ni personal suficiente capacitado.

Esta justificación es permanente, constante, histórica, en el que se dice que no hay presupuesto para enfrentar los problemas de seguridad.

También los ingresos del personal ministerial son bajos, ya que un agente en la ciudad de Chihuahua recibe un ingreso promedio mensual de 18 mil 300 pesos y muchos no tienen prestaciones sociales.

En cambio, en localidades como Monterrey, nuevo león, perciben de 35 a 40 mil pesos mensuales, lo cual genera una desproporción total.

Planteó que también no se reconoce la labor de los cuerpos de seguridad y como ciudadanos se cuestiona regularmente sus fallas y omisiones, pero también hay aciertos de los cuerpos de policía municipal y estatal.

Para ello, la Coparmex prepara un programa para el reconocimiento de los policías y otorgar algunos estímulos por su actuación.