Local

Preocupan grupos de pedófilos a padres y a derechohumanistas

Llaman a visibilizar el problema y vigilar la interacción de los menores en redes sociales

César Lozano / El Diario

domingo, 11 octubre 2020 | 12:30

Chihuahua.- A partir del descubrimiento de la red de pedófilos y pornografía infantil denominada “Club Pollos”, las sociedades de padres de familia y derechohumanistas encendieron las alertas para la protección de los menores, quienes se encuentran al acecho de la delincuencia con fines de trata. 

Vicencio Chávez, presidente de la Asociación Estatal de Padres de Familia, calificó de grave esta realidad y llamó a los padres de familia a tener la mayor comunicación posible con sus hijos, además de vigilar la interacción de los menores en redes sociales y juegos de video en donde interactúan con otras personas en tiempo real. 

Chávez exhortó a la Fiscalía General del Estado a que continúe bridando información preventiva por diversos medios, para que los menores sepan el peligro que representan las redes de pederastia y de pornografía infantil. 

Néstor Armendáriz, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, dijo que lo más importante es hacer visible el problema de la trata que se da en materia laboral en plantío de la sierra, en regiones agrícolas y más los que persiguen explotación sexual y pederastia. 

“Muchos menores de edad por falta de experiencia e inmadurez no sienten que son parte de esto, a pesar de que son víctimas de algo tan grave hasta que de repente se dan cuenta de todo el contexto; eso es un fenómeno muy lamentable por varias razones, no sólo por el lado de las víctimas sino las personas participantes en ello. Si había tráfico de tipo sexual es porque hay gente que recibe esos servicios”. 

Armendáriz pidió que este caso y los que resulten se castiguen con todo el rigor y que la justicia llegue hasta todos los involucrados, e impedir por todos los medios la impunidad que pudiera presentarse. 

Agregó que la Comisión Estatal de Derechos Humanos intervendría en caso de comprobarse la participación de funcionarios en esta red que pagaba a hombres menores de edad a los que llamaba “pollos”, para posar y ser grabados teniendo sexo con mayores de edad.