Local

Presas del país, con menos de la mitad de su capacidad

Advierte Central Campesina Independiente que peligra la producción de maíz en el 2021

Archivo/El Diario

Gisela Parra / Corresponsal / El Diario

martes, 23 marzo 2021 | 05:00

Ciudad de México– Las 210 presas ubicadas en territorio mexicano tienen un nivel de agua para riego agrícola del 48.1 por ciento lo que pone en riesgo la producción de maíz en el año agrícola 2021, según alertó el presidente de la Central Campesina Independiente, José Amadeo Hernández Barajas, quien agregó que dicha situación impactará con mayores importaciones.

A través de un comunicado, la CCI informó que siete entidades del país concentran 16 presas con agua para uso agrícola y entre todas almacenan 47.0 mil hectómetros cúbicos, lo que representa el 43.7 por ciento del total nacional.

"El almacenamiento actual de agua en estas presas es de 18.8 mil hm, están a sólo 33.7% de su capacidad y reflejan una baja del 51.7% en comparación con el período del año anterior. El agua almacenada en estas presas, representa casi el 40.0% de la disponibilidad actual para la zona Centro-Norte del País" dijo Hernández Barajas.

Agregó que tan sólo en la región norte de Sinaloa, los productores han manifestado su preocupación ante la poca disponibilidad de agua en las presas, incluso dijo, productores agrícolas de Irapuato enfrentan una de las peores situaciones para la siguiente cosecha de maíz.

El presidente de la CCI, hizo un llamado a eficientar el uso del agua en la agricultura así como a desarrollar sistemas que les permitan anteponerse a las inclemencias sobre todo eventos climatológicos extremos como las sequías e inundaciones que afectan los cultivos y que dijo, serán cada vez más frecuentes.

"Se necesita una transformación rápida a nivel local y de acuerdo con cada cultivo, hacia sistemas de producción más eficientes en el uso de los recursos tierra y agua, resistentes a las condiciones climáticas y de menor disposición de agua a la cual se enfrentan los productores actualmente y que prevalecerán a largo plazo" aseguró.

Finalmente aclaró que la situación actual no es sólo responsabilidad de los productores, sino del gobierno federal y los estatales que deben diseñar políticas públicas acordes con la realidad del país y modernizar sus unidades productivas; según la Encuesta Nacional Agropecuaria de 2017, sólo 5.6 millones de tierra agrícola son de riego y la mayoría, el 70.8%, usan el sistema de riego por gravedad o rodado en el que se pierde mucho del vital líquido.