Local
Ignacio Manjarrez, de Coparmex

‘Prolifera narcomenudeo en las redes sociales’

Hay otros puntos de distribución como son las tienditas antiguas normales, afirma

El Diario de Chihuahua

Manuel Quezada Barrón / El Diario de Chihuahua

viernes, 29 julio 2022 | 09:01

Chihuahua.— “Las redes criminales utilizan las redes sociales para vender droga de manera descarada, y sí, la policía detuvo a uno, el llamado “Drug R Us”, pero hay otros 100 más activos por decir un número”, señaló ayer el titular de la Comisión Nacional de Seguridad y Justicia de la Coparmex, Ignacio Manjarrez Ayub.

Consideró que el problema del narcomenudeo está “desbordadisimo” ya que la droga se distribuye en las escuelas, calles, antros y en cualquier parte, pero los tres niveles de gobierno no están actuando en consecuencia.

Sin duda que los criminales utilizan las redes sociales y cualquier otro medio y estrategias comerciales para lograr sus propósitos de venta y distribución, “pero desgraciadamente son comerciantes al margen de la ley”.

Agregó que eso lo hacen sin que les importe el daño que provocan a la juventud y sociedad en general por buscar un bienestar personal económico.

Ignacio Manjarrez indicó que obviamente, a raíz de todo eso, a final de cuentas genera un grave problema social de salud y de violencia, que termina en homicidios.

Apuntó que ahora hay hijos de distribuidores, que ya se dedica a la distribución y venta de droga, ya que desafortunadamente nacieron dentro de ese “seno comercial” donde para ellos es “natural ofrecer la droga en las primarias, secundaria, preparatoria, en su interior, porque son parte del alumnado y lo ofrecen a sus compañeros “como si fuera un dulce”.

Ignacio Manjarrez indicó que hay otros puntos de distribución como son las tienditas antiguas normales, donde a través de una puertita distribuyen droga a los consumidores.

Enfatizó que este problema no es sólo de seguridad, sino algo que tiene que atenderse desde las familias, el sistema de educación, salud y sin duda ya lo que le corresponde a las autoridades policíacas, ministeriales y judiciales para revertir el problema, “porque resolverlo, va a estar difícil”.

Apuntó que con ello también se pudiera bajar la incidencia delictiva, porque el narcomenudeo da pie a otros delitos como los robos, extorsiones, trata de personas y otras circunstancias que dañan a la sociedad en el ámbito nacional, estatal y local.

El empresario informó que de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica, durante el primer semestre del 2022 en el estado de Chihuahua se presentaron mil 741 denuncias de narcomenudeo, mientras que en el ámbito nacional son 43 mil 933.

Las cifras arrojan que va una tendencia hacia el alza año con año, lo que significa un mayor número de consumidores y personas adictos que cometerán robos, accidentes dentro de empresas por estar en ese estado y que elevará el número de defunciones por la misma droga.

El titular de la Comisión Nacional de Seguridad y Justicia de la Coparmex, indicó que al consumir drogas mucha gente adquiere daños irreversibles, ya que ahora no son las que eran antes, como la mariguana, sino productos que se fabrican hasta con solventes y productos químicos que afectan directamente al cerebro.

Fuera de que el consumidor pierde la capacidad de inteligencia llega el momento hasta que pierde la vida.

Consideró que aunque el problema de las drogas afecta a todos los estratos sociales, los más vulnerables son los de la media, media-baja y baja, ya que muchos consumen droga para “olvidar o ignorar” sus problemas al estar en otro grado de conciencia.

Al estar bajo los influjos de las drogas , los consumidores ponen en riesgo a sus compañeros de trabajo si están en ese ámbito, y en la casa a su misma familia y hasta incrementa la violencia familiar, en donde el detonante es el alcohol y drogas.

El empresario dijo que esto es muy grave, y consideró que la autoridad no pone toda la atención en ese sentido, ya que no se ve que actúe en consecuencia procesando a las personas que distribuyen y comercializan.

Apunto que si bien se ha informado mucho de la caída del “Drug R Us” en realidad aún hay muchas personas que venden droga en las calles, en las esquinas y en todos lados, “ y la misma autoridad, los policías y ministerios públicos saben, pero desgraciadamente los políticos no quieren enfrentar esa realidad y atenderla”.

Reiteró que los policías saben dónde venden la droga, “y sino, qué están haciendo, porque si ignoran qué pasa en sus cuadras, estamos fritos; están cobrando dioquis”.

También se da el caso, de que puedan detener a una persona, pero luego el sujeto sale, porque no hay un coordinación institucional de gobierno para poder atender de fondo el problema.

Indicó que se requieren acciones desde la parte educativa, con clases y materiales para que de manea preventiva los niños y jóvenes le digan no a las drogas.

Asimismo, se requiere de acciones para atención de personas drogadictas y de los que ya no se pueden rehabilitar, tenerlos monitoreados y atendidos con paliativos que les queda la ansiedad.

También que aquellos que quedan, que sean procesados a través de las fuerzas del Estado, y subrayó, que en realidad a los tres niveles de gobierno, les corresponde atender, desde su esfera este problema del narcomenudeo.

Finalmente, reiteró que la pandemia generó que el comercio evolucionará a través de la cibernética que ya facilita la distribución de mercancías, por lo que los grupos delictivos, también utilizan las redes sociales para los fines que buscan, sea la venta de drogas, llevar a cabo extorsiones y una serie de engaños para obtener dinero fácil.