Local
Se seca el Parque Avícola

Prometieron red morada… ahora no tiene ni agua

Vecino del sector se encarga de cuidar los árboles y hasta de conseguir más

Silvestre Juárez/El Diario

De la Redacción

miércoles, 26 mayo 2021 | 05:00

El Parque Avícola, ubicado en las calles Culiacán y Distrito Federal, se quedó sin sistema de riego debido a que en administraciones anteriores se desinstaló con la promesa de colocar uno de red morada, misma que nunca llegó.

Por lo anterior el señor Anaya, vecino del sitio señaló que se ha encargado del riego de la vegetación de este sitio, donde también han sembrado huizaches, que necesitan menos agua. 

“Quitaron la red en tiempos de Ochoa, porque iban a poner agua tratada, pero primero debieron haber puesto la tratada y luego quitado la que hay. Por eso ahora yo los riego con botes, una o dos veces por semana, y también a veces viene la pipa de Municipio, pero no alcanza a todos”, comentó. 

En el sitio quedaron pedazos de las conexiones de mangueras, pero que ahora no pasan ningún tipo de agua. Por ello es el señor Anaya quien se encarga de acarrear los botes de agua desde su domicilio para no dejar morir a los árboles de este parque, en el que dijo personal del Municipio sí acude regularmente a limpiar; no obstante, faltan también depósitos de basura. 

“Hay mucha gente que viene aquí, se estaciona, comen y dejan sus desperdicios, la verdad es que de Municipio sí vienen cuadrillas a dar mantenimiento, pero hace falta también dónde se tire la basura y más responsabilidad de la ciudadanía, de cuidar los parques públicos.

Yo creo que Chihuahua es de las ciudades que tiene muy pocas áreas verdes y hay que cuidar las que tenemos y fomentar la creación de más lugares donde pueda haber árboles. Aquí conseguimos huizaches, que dan buena sombra y consumen poca agua, pero también cuidamos los demás que ya estaban aquí y muchos que sufrieron con la helada”, puntualizó. 

Por lo anterior el señor Anaya señaló que sería ideal se contara con un sistema de riego de agua tratada como se había prometido, aunque dijo que mientras tanto seguirá regando con el agua de su propia casa, con el fin de no dejar caer esta vegetación.