Local

Promueve UACh campaña de prevención por cáncer de mama

Estudiantes, profesorado, administrativos y egresados destacados hacen un llamado a ponerse los guantes

Juan Carlos Núñez/El Diario

lunes, 12 octubre 2020 | 18:21

Chihuahua.- En conmemoración del mes de cáncer de mama, la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACh), han realizado  fuertes campañas de prevención con la  detección oportuna como bajo el slogan “Ámate, Cuídate, Explórate”, con la que estudiantes, profesorado, administrativos y egresados destacados hacen un llamado a ponerse los guantes y con ello contribuir en la prevención de esta enfermedad. 

De acuerdo con un estudio que realizó la Facultad de Medicina y Ciencias Biomédicas, a más de 3 mil mujeres del estado, demostró que sólo el 15 por ciento de ellas se realiza la autoexploración, el examen clínico el 56 por ciento y mastografía únicamente el 38 por ciento.

El secretario de Extensión y Difusión de la unidad académica, César Aguilar Torres, dijo que estos porcentajes son reflejo de la  información que se tiene en cuanto al beneficio de una detección oportuna para prevenir el cáncer de mama.

Ante esta situación es importante que tanto las autoridades de salud, así como las diversas instituciones, incrementen los esfuerzos de campañas de concientización para reducir la mortalidad, que es del 33 por ciento de las pacientes diagnosticadas.

La autoexploración debe realizarse a partir de los 18 años, una vez al mes. El examen clínico, que consiste  con un profesional de la salud para una exploración mamaria, es a partir de los 25 años y se debe realizar una vez al año.

Agregó que la mamografía es la herramienta principal para la detección de lesiones más pequeñas, pero esta se realiza a partir de los 40 años, y en nuestro país se recomienda cada dos años, y anual si existe algún factor de riesgo. 

Mencionó que el cáncer de mama es una neoplasia que se caracteriza por un crecimiento anormal, desordenado de células malignas provenientes principalmente de los conductos mamarios, con capacidad de invadir otros tejidos mamarios, como grasa y piel, así como vasos linfáticos y vasculares, por lo tanto con capacidad de introducirse a la linfa y viajar a los ganglios linfáticos hasta alcanzar los ganglios de la axila y de ahí dar metástasis a otros órganos vitales como lo son cerebro, hígado, pulmón y hueso. Algunos tumores invaden directamente a los vasos sanguíneos y pueden viajar por la sangre y depositarse en esos órganos sin tener que pasar por los ganglios.

“No hay una causa específica para que un cáncer de mama se forme, generalmente es multifactorial, como mutaciones genéticas, daño provocado por el tabaco o el alcohol, estímulos hormonales, alimentación deficiente, inflamación, obesidad y sedentarismo”, expresó el también catedrático de la Facultad de Medicina de la UACH y ginecólogo señaló que esta enfermedad no respeta edad, ni género. Aunque es más común en mujeres, se puede presentar también en hombres hasta en el uno por ciento de los casos.

Aun y cuando este cáncer lo contraen principalmente mujeres mayores de 50 años, desde hace más de una década se presenta en mujeres cada vez más jóvenes, predominando en nuestra entidad entre los 40 y 50 años. En un porcentaje considerable se ha llegado a presentar o se ha visto en menores de 40 años, inclusive de 30.

Con relación al tratamiento, el especialista dijo que existe el quirúrgico como la mastectomía radical modificada, pero en la actualidad si se detecta estos tumores de manera no avanzada, se pueden realizar cirugías no tan radicales, como tumorectomías, mastectomías parciales, o cirugías oncoplásticas, que permiten conservar el seno. 

Gran parte de estas pacientes van a requerir tratamiento sistémico como quimioterapia, o terapia dirigida, con anticuerpos. Muchas de ellas recibirán también terapia antihormonal, dependiendo de ciertas características biológicas de las células tumorales.

El consumo de los vegetales de hoja verde como el brócoli puede ayudar a inhibir el crecimiento de las células cancerígenas; asimismo, el té verde contiene polifenoles pueden ayudar a frenar el desarrollo del cáncer de seno, indicó la nutrióloga Ana Laura Carrillo González, de la Facultad de Enfermería y Nutriología de la institución educativa. 

La especialista dijo que mantener una buena alimentación y el peso corporal en un rango óptimo, a través de realizar por lo menos 30 minutos de ejercicio al día, son esenciales en personas con este tipo de cáncer.

Recomendó evitar los alimentos con gran carga calórica, como bebidas o alimentos azucarados o de gran contenido en grasa. Mientras que los contenidos de ácidos grasos como omega-3, fitoesteroles y antioxidantes, las nueces como alimento del grupo de las oleaginosas pueden ayudar a reducir los tumores.

Exhortó a quienes padecen cáncer de mama a consumir jugos de frutas cítricas que tienen gran contenido de vitamina C, la cual ayuda a fortalecer el sistema inmune y que el organismo pueda contrarrestar los efectos de la enfermedad y los tratamientos como la quimioterapia.