Local

Proponen cárcel y multa a vendedores de alcohol clandestino

La venta de “clades” no está tipificada aún como delito

El Diario

César Lozano/El Diario

martes, 26 mayo 2020 | 13:17

Chihuahua, Chih.– La diputada Blanca Gámez, vocal de la Comisión Anticorrupción en el Congreso del Estado, presentó una iniciativa para reformar el Código Civil Estatal y tipificar como delito la venta clandestina de alcohol, así como la adulteración de contenidos.

La iniciativa contempla sanciones que van desde los seis meses a seis años de prisión y de cien a quinientos días multa, a quien fabrique, venda, suministre o distribuya bebidas adulteradas con sustancias que pongan en riesgo la salud de la persona, y de seis meses a un año y de cincuenta a doscientos días multa, a quien venda bebidas con alcohol fuera de horario y sin permisos de las autoridades facultadas.

La legisladora resaltó que, a nivel federal, Chihuahua se encuentra en el lugar número 9 de consumo de alcohol, según la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (ENCODAT) 2016- 2017 y además, se presenta en el estado una tendencia de consumo frecuente de alcohol en niños y adolescentes.

A pesar de esto, la legislación estatal no tipifica como delito la venta clandestina de bebidas embriagantes y la adulteración de éstas, ya que solo existen algunas disposiciones legales en la Ley de Alcoholes, donde se imponen sanciones administrativas que no sirven para disuadir a quienes cometen estos delitos, señaló la diputada.

También mencionó que de acuerdo a la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), cuatro de cada diez botellas que se venden en el país son “pirata”, y que los riesgos por ingerir estas bebidas abarcan desde la pronta embriaguez, vómitos, dolor de cabeza, hasta el estado de coma, muerte o secuelas neurológicas. 

“Sin duda alguna, el alcohol provoca o invita a cometer otros delitos como el robo o la violación, ya que las víctimas quedan tan inconscientes al consumirlos que no se dan cuenta de estar siendo ultrajadas y cada vez es más común el conocer de estos hechos ilícitos en bares y discotecas”, aseveró la diputada.