Local

Protegían directivos a profesor pederasta

Sabían de presuntos abusos sexuales y lo mantuvieron como subdirector

Cortesía / El acusado, Dante Q.

El Diario de Chihuahua

viernes, 24 diciembre 2021 | 08:31

Chihuahua.- Directivos de la escuela primaria Rosario Castellanos sabían de las presuntas actividades ilícitas del profesor Dante Q., en las que involucraba a decenas de menores de edad, cuyas familias ahora lo acusan de abuso sexual y violación en perjuicio de los niños.

Según testimonios recabados en el sector, hace un año y medio Dante fue señalado por tres hermanos, quienes aseguraron a su madre haber sido víctimas de abuso por parte del profesor; a pesar de eso, él continuó con su cargo como subdirector de la citada institución en el turno vespertino. La madre planteó la situación en la comunidad religiosa y los niños fueron canalizados a “terapia psicológica”, a donde el mismo profesor –presunto abusador– los llevaba.

Según los vecinos del lugar, Dante llegó a la escuela primaria con clave de centro de trabajo CCT 08DPR2658X2, alrededor del 2011, y desde su arribo a la colonia se mostró amable e interesado en el “bienestar” de los niños, particularmente de aquellos hijos de madres solteras, viudas o en condiciones de pobreza.

El docente, quien habría sido descubierto y denunciado por compañeras maestras, no sólo organizaba las ya públicas “pijamadas” sino que, también, cada sábado reunía a los niños –varones– en un domicilio ubicado frente a la escuela para –aparentemente– darles clases de ajedrez, música y de allí al futbol. 

Tras las actividades, los niños recibían “premios” de parte del mentor. Zapatos, uniformes, alimentos, dinero e incluso video-juegos; estos últimos eran los que más llamaban la atención de las víctimas.

Pero, además, Dante Q. se paseaba por la colonia en su automóvil Corsa de color gris lleno de niños; a decir de los vecinos, recorría las calles en busca de otros pequeños, siempre varones, no niñas.

“No importaba si era fin de semana, día festivo o vacaciones, el profe siempre andaba aquí”, dijo una madre cuya casa también fue visitada por Dante, aunque ésta nunca dejó a su hijo a solas con él y tampoco les permitió acudir a las reuniones o supuestas clases.

Los vecinos de la primaria Rosario Castellanos aseguran que el hoy acusado vivió un tiempo a media cuadra de la escuela, sobre la calle Cuarzo, pero luego se fue del sector, pues una de sus características era que cambiaba constantemente de casa. Su último domicilio lo tenía en Villa Juárez.

Por otra parte, los entrevistados coinciden en que nunca se le conoció al acusado una pareja –hombre y/o mujer–; lo que sí saben es que su madre murió recientemente y, justo cuando ella estaba en la funeraria, el hombre fue detenido por la autoridad bajo las acusaciones ya conocidas.

La primera denuncia –indican– involucró a tres menores, pero a partir de eso salieron a relucir otros casos, de tal forma que “de pronto las mamás se encontraban en la Fiscalía y preguntaban: ¿tú también?”

A pesar de eso, aseguran que personal de la Fiscalía no ha hecho presencia en la colonia, únicamente les han ofrecido apoyo psicológico a las víctimas directas y familiares de éstas.

Según informes de la Fiscalía, el docente fue detenido el pasado 9 de diciembre de 2021 y después fue vinculado a proceso por los delitos de abuso sexual y violación en contra de tres menores de edad; sin embargo, la unidad investigadora ya cuenta con 14 denuncias.

En este contexto, los vecinos de San Guillermo ponen en duda la cantidad real de víctimas, debido a que el comportamiento del imputado “siempre fue igual”.

“Se miraba muy buena persona, la gente confiaba en él. Pero como dicen: el chamuco no duerme”.

La Secretaría de Educación y Deporte ha dicho que el hombre fue separado de su cargo desde el momento de su detención, con el objetivo de que se realice la investigación correspondiente, y a partir del resultado de la misma determinar la situación laboral del presunto pederasta. En caso de ser declarado culpable por un juez, se le rescindiría el contrato; de ser inocente, puede ser reinstalado y recibir su salario de manera normal.