Local

‘Pulen’ receta, tradición familiar por más de 40 años

“Son de 400 a 500 piezas las que hacemos entre el 4 y 6 de enero y a veces nos extendemos hasta el día siete”, comentó Bernardo Rodríguez

Salud Ochoa / El Diario

jueves, 06 enero 2022 | 05:00

Chihuahua.- Un promedio de 500 roscas de reyes, se preparan durante los días 4, 5 y 6 de enero de cada año en la panadería “Pepillos”, utilizando una receta familiar que se ha ido puliendo a lo largo de los años y que ha derivado en la preferencia de los consumidores.

Bernardo Rodríguez Vega, encargado del establecimiento, informó que desde el pasado martes 4 de enero se inició con la elaboración de dicha repostería misma que tiene una alta demanda entre los chihuahuenses debido a la calidad de los insumos y la forma artesanal de prepararla.

“Empezamos con pocas y vamos aumentando acorde a lo que pida la gente. Son de 400 a 500 piezas las que hacemos entre el 4 y 6 de enero y a veces nos extendemos hasta el día siete. Tenemos tres tamaños -chica, mediana y grande- con precios accesibles y con descuento a quien muestre la publicación de El Diario”, aseguró.

Rodríguez Vega explicó que más allá de “quién se lleve el monito para que aporte los tamales”, la Rosca de Reyes tiene un significado especial.

“Aunque popularmente se conoce como rosca, es una corona; por eso lleva muchos colores. Es una corona de un rey que anuncia la llegada de otro. Los colores simulan perlas, rubís y esmeraldas que son las joyas que decoran una corona. El “monito” que se esconde en el pan hace referencia al niño Jesús, a quien en aquella época el rey Herodes buscaba para matarlo, porque se decía que era un rey que lo iba a sustituir y él pensaba que era de forma terrenal. Por eso mandó matar a todos los niños menores de dos años y por eso también se recuerda el Día de los Santos Inocentes; la mayoría de las madres escondieron a sus hijos”.

En cuanto al hallazgo del “monito” dentro del pan, Rodríguez asegura que -contrariamente a lo que se cree- quien lo encuentra en realidad es afortunado.

“Ahora la gente acostumbra que quien encuentre el niño pague con tamales, pero, el significado real de eso es que será un año lleno de bendiciones para la familia”, señaló.

La Rosca de Reyes se oferta para su consumo el día 6 de enero, cuando los católicos participan de la festividad denominada “Día de los Reyes Magos”.

Según la bibliografía, el origen de ésta se remonta a una tradición que tuvo sus comienzos en la Edad Media (siglo XIV) en países europeos como Francia y España que poco tiempo después, llegó a México durante la conquista. Desde entonces es costumbre partir una rosca de pan, la cual se caracteriza por tener forma circular, símbolo -según la religión católica- del amor eterno de Dios que no tiene principio ni fin.

Las frutas secas cristalizadas que adornan el pan, simbolizan las joyas incrustadas en las coronas de los Reyes Magos, el muñeco escondido, representa al Niño Jesús.

En México se tiene la tradición de quien encuentra la figura del Niño Jesús, debe cuidarlo hasta el dos de febrero, que se celebra el “Día de la Candelaria”.

Es así que, en la actualidad, la madrugada del 6 de enero, los niños reciban regalos que los reyes les dejan en sus casas en representación de los obsequios que le llevaron al Niño Jesús.

La historia del Día de Reyes, hace alusión a tres Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltazar, (montados en un camello, un caballo y un elefante), que viajaron desde el Oriente hasta Jerusalén guiados por una estrella para adorar a un profeta recién nacido y llevarle tres ofrendas: oro, incienso y mirra. Los tres “Reyes del Oriente” encontraron al Niño, quien tenía tres días de nacido, se postraron ante él y le dieron las tres ofrendas. El día en que finalmente los Reyes Magos conocen al Niño Jesús, se le denomina como epifanía, encuentro que simboliza la Rosca de Reyes.

sochoa@diariochih.com.mx