Local

Que castigo siente un precedente: CEDH

La Comisión condenó la agresión del reportero Jorge Ibarra por parte de policías de la capital

Tomada de internet / Néstor Armendáriz, presidente de la CEDH

Salud Ochoa/ El Diario

martes, 14 septiembre 2021 | 05:00

Chihuahua– La agresión al reportero Jorge Ibarra Gaytán por parte de elementos de la Policía Municipal de la capital fue calificada por el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Néstor Armendáriz, como algo reprochable, no sólo por la detención ilegal sino por las agresiones físicas sufridas por el periodista, así como la exposición de éste a la posibilidad de otra agresión dentro de las celdas. 

Armendáriz indicó que debe haber un castigo a las personas involucradas y que sea proporcional al daño ocasionado, ya que los mensajes que se envían a la sociedad con este tipo de actos son malos y si no se atienden dichas situaciones, van en escalada y las agresiones subirán de nivel.

“Totalmente reprochable lo ocurrido. No sólo es una detención ilegal que afecta la libertad personal, sino una afectación al ejercicio de periodismo que por tanto afecta a la sociedad. Son muy malos los mensajes, son señales indebidas las que se envían, de no respetar el derecho a recabar la información para luego difundirlas y tener en consecuencia una sociedad más informada”, dijo Armendáriz.

Agregó que el ejercicio periodístico debe ser respetado, ya que si no se corrigen las acciones incorrectas, y tomando en cuenta que México es un país de alto riesgo, puede derivar en situaciones de mayor violencia.

“Creemos que se debe respetar a cabalidad el ejercicio del periodismo por beneficio de la sociedad en general. Nuestro país es considerado de alto riesgo para esta profesión. Si no se corrigen y atienden oportunamente estos detalles de detenciones y limitaciones para acceder al lugar de los hechos, siempre y cuando se respeten los límites, se vendrá una escalada y cada vez las agresiones pueden subir de nivel.

Enfatizó que es buen momento para buscar otros mecanismos y seguir fomentando la cultura de la denuncia, porque cuando no se denuncia, tienden a crecer las cosas.

“Es importante que queden precedentes. La clave creo que estaría en dos cosas: la primera, que haya una sanción a los responsables, a quienes cometan un exceso, una detención indebida, alguna afectación al ejercicio del periodismo que se les investigue y se les sancione”, dijo. 

“Y otro, es que vamos a propiciar desde el sistema integral de protección algo más allá de la capacitación porque se ha intentado pero no ha permeado en la totalidad de los elementos. Buscar mesas de trabajo más horizontales para entrar en un diálogo y respetar a cada quien, no estamos en trincheras encontradas, que cada uno pueda hacer su trabajo sin perjuicio del otro”, apuntó.

En cuanto a la sanción que todos los involucrados debieran tener, el entrevistado dijo que esta debe ser proporcional a la agresión y tomando en cuenta todas las fallas registradas.

“La sanción debe ser igual de importante a la agresión, de manera proporcional porque no sólo fue detenido de manera agresiva, sino que también en los separos el hecho de que lo metan a una celda con alguien de riesgo lo coloca en situación de vulnerabilidad. Hay fallas en la custodia de las personas detenidas más allá de la ilegalidad de la detención. Son varios aspectos que hay que señalar y combatir”.

Respecto a las declaraciones del elemento policiaco que alardeó de no ser el primer reportero detenido y seguía en su puesto, Armendáriz dijo que eso se da justamente porque sus actos no han tenido castigo alguno.

“No ha habido consecuencias con quienes cometen las arbitrariedades y por eso van en escalada. Por ello se tienen que combatir frontalmente esos casos, sancionando, previniendo, capacitando. No creo que el recién nombrado director quiera permitir ese tipo de conductas”.

Cuestionado respecto al Mecanismo de Protección a Periodistas, dijo que se ha tratado de reactivar sin tener resultados positivos hasta la fecha. Mientras tanto, las agresiones contra periodistas continúan.

“Creo que no funciona, nosotros tratamos de reactivarlo haciendo algunos lineamientos que no se quisieron publicar por parte de la Secretaría General de Gobierno y eso era para atender de manera oportuna estos casos. No hay canales de defensa muy establecidos, estuvimos impulsando una ley que se elaboró en la legislatura anterior pero no alcanzó a salir”, señaló. 

“Es muy importante que el sistema quede bien establecido, ya que proviene de un sistema administrativo y por tanto depende de la buena voluntad del gobernante en turno. Lo óptimo sería que tomara el carácter de ley, pero la verdad es que, no sé por qué razón, hay resistencia. Se requieren muchas voluntades para ello”, añadió. 

“No debemos esperar a que sigan pasando cosas, ya han ocurrido demasiadas, incluso estos hechos que parecerían menores no lo son porque si no se atienden subirán de nivel. Incluso la declaración del policía es un claro indicativo de que la falta de consecuencias ante el mal actuar propicia estas conductas”, finalizó.