Local

'Quejas contra Klifer ya son demasiadas'

“La ineficiencia es una violación al convenio y de no cumplir, genera penalidades”, comentó Francisco Turati

Juan Carlos Núñez/El Diario

sábado, 06 noviembre 2021 | 09:10

Chihuahua, Chih.- El presidente de la Comisión de Hacienda y Planeación en el Ayuntamiento, Francisco Turati Muñoz, manifestóque el retirarle 10 rutas de recolección de basura a la empresa concesionaria Klifer, es para hacer más eficiente el servicio, ya que actualmente las quejas son demasiadas por parte de los vecinos de las colonias donde pasan las unidades.

Aclaró que la intención es resolver el problema que se han presentado,  no generar otro con falta de servicio, razón por la que el Municipio  deberá sustituir esas rutas con camiones propios en  tiempo y forma, para darle respuesta a la gente que  paga con sus impuestos y merecen la eficiencia.

“La ineficiencia es una violación al convenio y de no cumplir, genera penalidades.

Es un incumplimiento a lo pactado. La falta de respeto a la ciudadanía es de cajón. Tenemos que cuidar que ante el mal servicio, no sólo es quitarse el problema de un contratista que  es deficiente, que les da un mal trato a sus trabajadores, que también son chihuahuenses, debemos atender para  cumplir con lo que esta empresa no está haciendo, no sólo quitarle las rutas”, comentó el también regidor del Partido Acción Nacional (PAN).

Esta semana, el alcalde Marco Antonio Bonilla Mendoza, anunció que tras una revisión del contrato de concesión y  verificar el incumplimiento de este servicio, la Secretaria del Ayuntamiento le notificó a la compañía de esta disposición para retirar las rutas.

Actualmente, la empresa recibe 43 mil pesos por ruta cada mes, por lo que de reducirse estas 10 significaría que al año, dejaría de recibir cinco millones 160 mil pesos, cantidad importante por una labor con demasiadas quejas de los ciudadanos, que de acuerdo con Servicios Públicos Municipales (SPM), son el 80 por ciento de todas las inconformidades que llegan.

Desde el 2017 comenzaron las protestas de los trabajadores al reclamar sus pagos, camiones en mal estado, sin mantenimiento, y falta de atención de los encargados, así como aumento de quejas ciudadanas.

El contrató con el Municipio data desde el 2012, concesión aprobada por el Cabildo de ese entonces y que finaliza en 2024.