Local

'Quiebran 8 de cada 10 negocios el primer año'

De acuerdo con el presidente de la Canaco, Omar Armendáriz

Manuel Quezada Barrón / El Diario

viernes, 10 junio 2022 | 05:00

En Chihuahua cierran durante el primer año ocho de cada diez nuevas micro y pequeñas empresas debido a la falta de capacitación de mercado, ni profesionalización financiera, informó ayer el presidente de Canaco, Omar Armendáriz Jurado.

Durante una rueda de prensa, dijo que los emprendedores tardan unos seis a ocho meses en abrir un negocio y ejemplificó que en el caso de un restaurante formal prácticamente inicia con números rojos de casi un millón de pesos.

Informó que se requiere de al menos unos 680 mil pesos de inversión inicial y si a eso se le suma la renta de un establecimiento por unos seis meses, ya que tiene un déficit de casi un millón de pesos.

Planteó que están haciendo un mapeo de los micro y pequeños negocios que generan entre 0 y 10 empleos y, han visto que después de que pasan de ese primero año se dan cuenta de que “lo único que saben hacer son buenas enchiladas” porque no tienen capacitación ni profesionalización financiera, entre otros conocimientos.

Omar Armendáriz indicó que no se trata solo de abrir las puertas de un negocio y ver qué sucede, ya que, aunque así sea una microempresa, se requiere de tener un plan financiero y de mercado para tener mayor posibilidad de éxito.

Informó que el actual consejo directivo de la Canaco está trabajando en las necesidades manifiestas de los socios para ayudarles a salir adelante.

También indicó que buscan que cada vez más negocios se sumen a la formalidad y tengan las ventajas de obtener créditos y de brindar seguridad social de los trabajadores y sus familias, así como tener mejores perspectivas de crecimiento, deducciones y apoyos fiscales.

El presidente de Canaco, planteó que es necesario quitar la idea de que al formalizarse la Secretaría de Hacienda los va a detectar y les cobrará muchos impuestos.

Ser formal, siempre será mejor y los negocios cumplen así con una mayor responsabilidad social al colaborar con sus impuestos y generar mayor riqueza y empleo con seguridad social.

Indicó que al ser un negocio formal permite dar estructura al negocio, se genera una marca personalizada y se tiene mayor posibilidad de trascender.

Finalmente dijo que si se está en la formalidad se puede hacer un mejor frente a todas las adversidades y circunstancias que son muy cambiantes.

mquezada@diarioch.com.mx