Local

Quiere Martha seguir innovando con sus alebrijes

Disminución de trabajo como diseñadora le dio tiempo para descubrir su talento

Juan Carlos Núñez/El Diario

jueves, 25 junio 2020 | 19:55

Chihuahua.- Martha Sánchez Ballesteros de 33 años es diseñadora gráfica, quien a raíz de la contingencia sanitaria generada por el Coronavirus (Covid-19) aprovecho el tiempo de disminución de trabajo para aprender a hacer alebrijes, los cuales han tenido mucho éxito y hasta ha vendido algunos, por lo que continuará con esta innovación en su vida.

Generalmente trabajaba de forma independiente para diseños especializados a diferentes empresas, a los cuales se les dedica bastante tiempo, ya que debe quedar satisfecho el cliente con especificaciones y es una comunicación constante, sin embargo con la cuarentena y crisis, los proyectos bajaron pero el tiempo libre sobró. 

“A mí siempre me gustaron los alebrijes, pero no imaginaba que podría un día llegar a diseñar o menos a hacer uno. 

No sabía por qué costaban tanto cuando incluso eran pequeños. Pero ahora ya se. Es un trabajo muy difícil, específico, meticuloso y debe quedar muy bien”, platicó “Morado”, como le gusta que le digan en alusión al color que le encanta. 

Dijo que desde que empezó la contingencia, un amigo le dijo que sería buena idea intentarlo y comenzó a experimentar hasta que pudo lograr su primer alebrije, el cual le compraron a buen precio porque fue un pedido especial. De ahí, se emocionó y comenzó a hacer varias combinaciones y creatividad para realizar las figuras que ha podido realizar. 

Primero hace sus bocetos en papel hasta que le quedan como lo imaginó en su mente, luego comienza con la masa para darle forma en 3D, perfecciona muchos aspectos y luego lo que más ama, pintarlos, que es uno de los atractivos de los alebrijes, la variedad de colores. 

Como es sabido, los alebrijes son artesanías mexicanas basadas en seres imaginarios conformados por elementos fisonómicos de animales diferentes, que pueden ser una combinación de varios animales, no solo fantásticos sino también reales que forman un ser alucinante pero muy atractivo. 

Una idea que surgió de tener más tiempo libre, se convirtió en un hobby y ahora una posibilidad de mercado, ya que los precios de estos varían según el tamaño y la complejidad, desde unos pequeños en mil 200 pesos hasta otros más grandes arriba de tres mil pesos. 

Martha no solamente hace diseños publicitarios y logotipos, también su fascinación es pintar tenis y zapatos para darles una originalidad a quienes los usen. Entre sus proyectos más próximos será crear estilos de tazas variados para empresas, que no tengan únicamente forma cilíndrica sino algo muy característico de la compañía, institución, asociación o persona que quiera un suvenir icónico. 

Invitó a quienes gusten de sus alebrijes a conocer más o hacer pedidos por medio de sus redes sociales @esmoradoPuntoCom es de su trabajo, así como Facebook, Instagram y Pinterest. @ m0radou en el Instagram personal.