Local

Reasignará Maru recursos para la Tarahumara

“Es una tarea permanente lo que hacemos por nuestros hermanos indígenas”, dijo

Eduardo González / El Diario

martes, 13 septiembre 2022 | 19:14

“El trabajo en la recomposición del tejido social será permanente”, dijo anoche la gobernadora Maru Campos al anunciar una serie de acciones y recursos por parte del Estado en beneficio

de habitantes de la zona serrana de la entidad.

Ante sacerdotes, académicos e integrantes de la sociedad civil de la región noroeste de la entidad, dio a conocer el trabajo que desarrollan las distintas secretarías estatales en los rubros de seguridad, salud, educación y desarrollo social.

La gobernadora insistió en que las reuniones se llevarán a cabo mes con mes y que el Estado estará presente en la zona en todo momento. “Es una tarea permanente lo que hacemos

por nuestros hermanos indígenas”, dijo.

El encuentro tuvo lugar en el Salón Sacramento, del Palacio de Gobierno, como parte de la segunda reunión de la Mesa de Diálogo Social “Justicia y Reconciliación”,

en la cual se anunciaron acciones a corto, mediano y largo plazo, con candados para que las siguientes administraciones le den seguimiento al programa.

A la reunión asistieron, además de la titular del Ejecutivo, los secretarios de Cultura, Educación, Turismo, Salud, Seguridad, así como el secretario general y por la Diócesis acudieron el Obispo, Monseñor Juan Manuel González, así como varios presbíteros de la zona.

Además, se tuvo la participación de religiosas católicas que realizan trabajo humanitario en zonas alejadas, así como de integrantes de asociaciones civiles.

En la reunión se dijo que se trata de resolver necesidades imperantes con urgencia, pero al mismo tiempo combatir las causas para erradicar los problemas de raíz.

Como el primer mecanismo de solución de conflictos, se reforzarán los sistemas normativos tradicionales, para combatir la impunidad, garantizar un intérprete o traductor en las audiencias.

También se buscará concretar acuerdos y compromisos con las comunidades, para una vigilancia constante; se atenderán problemas de adicciones y salud con pertinencia cultural,

previa consulta.

Habrá mecanismos para promover y facilitar la denuncia de los delitos, impulsar el proceso de diálogo con las comunidades, el clero y mesas de gobernanza.

Destaca la creación de un programa permanente de revisión de expedientes de la población indígena que se encuentra presa.

La gobernadora prometió que no se cerrará el refugio de mujeres de Creel, que atiende a mujeres de los pueblos originarios.

Habrá aumento en la cobertura de salud en Moris, Morelos y Ocampo, con fortalecimiento de brigadas médicas con una visita por mes en comunidad y un mayor equipamiento

y construcción de clínicas y casas de salud.

Además de promover el uso de medicina tradicional.

Se anunciaron acciones para reducir el rezago educativo, la construcción de 19 comedores, mayor atención en educación para adultos, con énfasis en Carichi y Batopilas,

becas y ampliación de escuelas de tiempo completo.

La insistencia fue en el sentido de no generar atención nada más en gestiones como despensas, sino que se quiere ir más allá, para lo cual será básico el conocimiento de los

presentes y de organizaciones de la sociedad civil, con su experiencia de muchos años de trabajo en esta región de la entidad, bajo el liderazgo de la Comisión Estatal de Atención

para Pueblos Indígenas.

Acudieron a la reunión por parte de la Diócesis de la Tarahumara, Mons. Juan Manuel González Sandoval M.N.M., Obispo de La Diócesis de Tarahumara; Pbro. Gabriel Parga Terrazas, Vicario Episcopal de Pastoral Indígena.

Así como Mayra Díaz Guerra, de la Comisión de Protección de Menores y Personas Vulnerables.

Estuvieron en la reunión por parte del gobierno estatal, César Jáuregui Moreno, secretario general de Gobierno; Gilberto Loya, secretario de Seguridad Pública; Felipe Sandoval Magallanes, secretario de Salud, Edibray Gómez, secretario de Turismo; Javier González Mocken, secretario de Educación y Alejandra Enriquez, secretaria de Cultura. 

Asimismo acudió el Diputado Mario Humberto Vázquez, como representante del Poder Legislativo.

Al término de la reunión, el obispo de la Tarahumara, monseñor González Sandoval, manifestó su preocupación por la escasa presencia de cuerpos de seguridad en la zona

serrana, incluso de personal del Ejército.

Además, refirió que existe incertidumbre porque no se ha logrado la detención de quien aparece como presunto responsable del homicidio de dos sacerdotes jesuitas y un civil hace tres meses.