PUBLICIDAD

Local

Rechaza Registro Público denuncia vs notario Flores

Nunca hubo recibos originales y acusación estaba fundada en sellos de copia fotostática

De la Redacción

martes, 23 agosto 2022 | 17:21

Chihuahua.- El procedimiento instaurado por el gobierno de Javier Corral con base en los 34 recibos de la “nómina secreta” supuestamente certificados por el Notario Público Número 4, Luis Raúl Flores Sáenz, fue desechado ayer por el Registro Público de la Propiedad y del Notariado, porque el Ministerio Público carecía de legitimidad para denunciar, nunca se presentaron originales y estaba fundado en sellos de copia fotostática a color y firmas de calca.

“Se declara improcedente el procedimiento administrativo… no solamente por la falta de legitimación activa del denunciante, sino porque la conducta que se le imputa al denunciado, consiste en la expresión de su propia opinión como ciudadano”, cuando negó –sin tener a la vista los recibos– que él los hubiera certificado.

La resolución, publicada en estrados de la mencionada dependencia gubernamental, establece en su segundo resolutivo, que “se declara que no existe responsabilidad administrativa que pueda ser motivo de sanción en perjuicio del C. Lic. Luis Raúl Flores Saenz… quedan a salvo los derechos del fedatario para que ejerza lo que a su derecho convenga con motivo de la tramitación del presente procedimiento”.

Dichos recibos fueron la base para las carpetas de investigación y procedimientos penales abiertos en contra de la entonces candidata al Gobierno del Estado de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván y varios personajes de la vida pública estatal.

La resolución de once páginas señala que el agente del Ministerio Público Saúl David Martínez Sánchez carecía de legitimidad para iniciar el procedimiento, de acuerdo al artículo 161 fracción I de la Ley del Notariado.

Pero además, fue omiso el denunciante de anexar los documentos que señala como certificados por el notario denunciado, consistentes en 34 recibos conocidos como la nómina secreta.

“Es de concluir –refiere la resolución– la falta de legitimación activa para la presentación de la denuncia con la que fue iniciado el presente procedimiento administrativo”.

Quedó establecido en el cuerpo del documento al cual tuvo acceso El Diario, que el MP siempre manifestó que los supuestos recibos se encontraban agregados a la carpeta de investigación número 19-2017-13994.                                                                                

Estudio pericial

Como pruebas aportó el referido MP únicamente copias fotostáticas de notas informativas publicadas en diversos portales de Internet, sin indicar con claridad los hechos y circunstancias que desea probar, por lo que no se les asignó valor probatorio.

El notario público negó haber certificado los supuestos recibos y ofreció entre otras probanzas un estudio pericial en documentoscopia para demostrar que no eran sus sellos y su firma.

La prueba arrojó, al analizar los sellos supuestamente asentados por el notario, por su difusión e impregnación de tinta observada en el canal de trazo principal y periferia que los sustenta, que “no fueron originadas por un sello a tinta de agua color azul, sino por una reproducción en copia fotostática a color”.                                                                                

Asimismo, “al analizar la firma supuestamente asentada por el notario… por su constitución y estructuración de manipulación manuscrita, se observa un canal de trazo principal con múltiples anomalías escriturarias graficas manuscritas a tinta de bolígrafo color azul, tales como diversas segmentaciones originadas por paros momentáneos y levantamiento del útil escriptor de manera abrupta que originan uniones en oposición y yuxtaposición, así como reenganches, evidencias materiales sensibles significativas que involucra una reproducción por asimilación de grafía ensayo y error”, establece la resolución.                                                                                

La pericial en documentoscopia no se pudo llevar a cabo, y termino siendo un informe de perito, toda vez que “los documentos que le fueron entregados con los cuidados de cadena de custodia por parte de la Fiscalía para su análisis –y que eran los que estaban en la carpeta de investigación señalada– no corresponden a documentos en formato original”.                                                                                                                                                                                                                

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD