Local

Reclama la Federación más de un mdp al DIF estatal e Ichife

Incumplieron con los pagos de recursos adelantados

Tomada de Internet / Foto ilustrativa

César Lozano/ El Diario

lunes, 12 julio 2021 | 14:58

El Gobierno del Estado deberá responder por el mal manejo de 1 millón 096 mil 434 pesos correspondientes a recursos del Fondo de Aportaciones Múltiples, que reparte la Hacienda Pública Federal a los estados.

Lo anterior de acuerdo con los resultados de la auditoría de cumplimiento: 2019-A-08000-19-0597-2020 597DS-GF, correspondiente al ejercicio fiscal 2019 del estado, sujeto a revisión externa.

Los entes que deberán responder a un par de pliegos de observaciones son la Secretaría de Hacienda estatal, el DIF estatal y el Instituto Chihuahuense de Infraestructura Física Educativa (Ichife), por irregularidades diversas en el manejo del dinero.

“En el ejercicio de los recursos, el Gobierno del Estado de Chihuahua incurrió en inobservancias de la normativa, principalmente en materia de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, y de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas del Estado de Chihuahua, lo que generó un probable daño a la Hacienda Pública Federal por un importe de 1,096.4 miles de pesos”, dice textual el informe del documento.

Según el pliego de observaciones 2019-A-08000-19-0597-06-002 se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la hacienda pública federal por un monto de 937 mil 415 pesos con 06 pesos centavos, más los intereses generados hasta el reintegro a la tesorería de la Federación, por no pagar al 31 de marzo de 2020 los anticipos otorgados por parte del Ichife, a los recursos que pidió del fondo.

En tanto, las observaciones del DIF se plasmaron a través del pliego de observaciones 2019A-08000-190597-06-001 en donde se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la hacienda pública federal por un monto de 159 mil 019 pesos con 60 centavos por no reintegrar los recursos del Fondo de Aportaciones Múltiples y los rendimientos financieros no pagados al 31 de marzo de 2020, establecida como fecha límite.