Local
Llegan más de 150 al centro

Reclaman 'invasión' de ambulantes

Piden comerciantes que quiten a ‘golondrinos’ de calles peatonales por temporada navideña

Manuel Quezada/El Diario

jueves, 09 diciembre 2021 | 19:10

Más de 150 puntos de comercio informal se despliegan sobre las calles Libertad, Victoria, Aldama y Juárez, y avenidas aledañas entre la Independencia y Vicente Guerrero, lamentó ayer el presidente de la Asociación de Comerciantes de la Zona Centro, Ricardo Perea García. 

Dijo que confían ahora en que el alcalde Marco Bonilla cumpla con la promesa de que en enero se tendrá un plan para reubicar a los comerciantes y no se permitirá que vuelvan a ocupar las calles en la temporada decembrina y mantener libres las vialidades como se tuvo hace años. 

Por ahora, se tienen versiones de que hay arriba de 150 puntos de vendedores en el primer cuadro de la ciudad, y el incremento se ha dado sobre la Victoria y aledaños a la Libertad, Juárez y Aldama. 

Informó que ya se tuvo pláticas con el alcalde Marco Bonilla y les manifestó que no iba a haber un permiso más para este tipo de comercio informal. 

Ricardo Perea dijo que hay en proceso un evento promovido por Cocentro en coordinación con algunas organizaciones con el objetivo de despresurizar algunos puntos del primer cuadro de la ciudad; es decir, que se retiren los vendedores informales y se coloquen en otros puntos. S

ubrayó que hay un fuerte compromiso del alcalde de hacer un movimiento de los comerciantes informales y se coloquen en nuevos puntos a fin de liberar las calles peatonales del Centro Histórico de la ciudad. 

“Nosotros estamos confiando en la actuación y palabra del alcalde, y una vez que culmine la temporada navideña, se pueda tener el Centro como se tenía hace algunos años”, enfatizó. 

Dijo que el comercio informal daña la generación de empleo y desarrollo de los negocios del Centro de la ciudad. 

Ejemplificó el caso de un negocio que ofrece churros en la Calle Quinta y Victoria que reportó la instalación de un local ambulante que vende el mismo producto. La primera paga arriba de 40 mil pesos de renta, impuestos, seguros y otros, en tanto, que el ambulante paga 500 pesos semanales al líder de una organización. 

Señaló que puede asegurar que el ambulante vendía más churros que el legalmente establecido y se llevaba una utilidad de al menos el 90 por ciento, cuando el negocio formal reporta algún 30 por ciento. 

Ricardo Perea indicó que una vez que termine la temporada navideña, el próximo siete de enero se tendría que retirar los ambulantes de las calles peatonales. 

Indicó que en este proceso de expansión de los ambulantes, los líderes de las diversas organizaciones venden los espacios a ‘golondrinos’ en tarifas de entre 20 a 30 mil pesos, los cuales, están por varios días, generan sus ventas y se llevan el dinero a otras partes, sin pagar nada al Gobierno. 

A pregunta expresa de cómo es que se genera el crecimiento del comercio ambulante cada temporada decembrina, dijo que no entienden qué pasa, si hay compromisos de las autoridades o qué pasa. 

Finalmente, reiteró que tienen confianza de que la presente administración volverá a poner orden al comercio informal a partir de enero próximo.