Local

Reconoce exalcalde de Chínipas tener relación con ‘El Larry’ desde joven

Vinculan a Hugo Amed S. por asesinato de la periodista Miroslava Breach

De la Redacción/El Diario

miércoles, 23 diciembre 2020 | 12:16

Chihuahua.- El exalcalde de Chínipas, Hugo Amed S., quedó ayer formalmente sujeto a proceso penal federal por su participación como cómplice auxiliador en el homicidio de la periodista Miroslava Breach Velducea.

En la audiencia que se realizó ayer a partir de las 3:00 de la tarde, sin acceso del público ni representantes de los medios de comunicación, en el Centro de Justicia Penal federal ubicado en la avenida Mirador y Washington de esta ciudad, la juez que atendió la causa encontró elementos suficientes sobre la presunta participación del imputado al haber entregado información al grupo criminal de “Los Salazar”, que privó de la vida a la comunicadora el 23 de marzo de 2017.

El viernes de la semana pasada Hugo Amed recibió la medida cautelar de prisión preventiva, por lo que el militante activo del Partido Acción Nacional fue recluido en el Cereso número Uno de Aquiles Serdán. Hugo Amed fue detenido el pasado 17 de diciembre en cumplimiento a una orden de aprehensión, que ejecutó la Fiscalía Especializada en Materia de Derechos Humanos de la Fiscalía General de la República (FGR).

En las investigaciones que ha continuado la Fiscalía Especializada en Atención a Delitos contra la Libertad de Expresión (Feadle), Hugo Amed aparece como quien entregó personalmente en la plaza principal del municipio de Chínipas, las grabaciones de las llamadas telefónicas al celular realizadas a la comunicadora por Alfredo Piñera, en ese entonces vocero estatal del PAN, quien le pedía que revelara las fuentes de sus publicaciones.

Dichas grabaciones fueron entregadas al líder criminal Juan Carlos Moreno Ochoa alias “El Larry”, miembro de dicho cartel y a quien Hugo Amed conocía desde joven, según la propia confesión que hizo el hoy imputado ante el agente del Ministerio Público del fuero común, toda vez que la Fiscalía estatal le dio un criterio de oportunidad, y se le otorgó la categoría de testigo con identidad reservada bajo el nombre clave de “Bobby”.

En dichos artículos periodísticos la víctima hizo referencia a los vínculos y lazos familiares del grupo de “Los Salazar” con candidatos a puestos de elección popular, pero de igual manera la influencia que ejercía el grupo criminal en la colocación de personas afines en diversas estructuras públicas de varios ayuntamientos.

El juez federal Nelsson Pedraza Sotelo, quien condenó a más de 50 años de prisión el pasado mes de agosto “El Larry” o “El Wawa”, se encuentra actualmente de vacaciones, por lo anterior fue otro juez que llevó a cabo la diligencia en las instalaciones federales, en donde se implementó un dispositivo de seguridad.