Local
Envían investigadores de esta capital

Refuerzan búsqueda de asesino serial en Cuauhtémoc

Se le atribuyen cinco muertes de mujeres

Orlando Chávez/El Diario

viernes, 03 septiembre 2021 | 05:00

Personal estatal de investigación de esta ciudad se encuentra en Cuauhtémoc para apoyar en las indagatorias en el caso  del supuesto asesino serial, al cual se le atribuyen cinco muertes de mujeres. Wendy Chávez, fiscal especializada de la Mujer, comentó que los trabajos se mantienen de manera ininterrumpida con personal especializado. 

La funcionaria estatal explicó que este caso es atendido con los recursos de la dependencia, acudiendo en apoyo del equipo de occidente y de la Policía Investigadora de esta ciudad. “Esto con el objeto de fortalecer las actividades sin descuidar el resto de las investigaciones de la ciudad”, explicó.

Añadió que se investiga los entornos de las víctimas con el objeto de lograr establecer líneas de investigación que permitan dar con la identidad del o los responsables.

En un lapso de 23 días cinco mujeres fueron localizadas muertas en diferentes puntos de la ciudad de Cuauhtémoc y mientras la autoridad encontraba a dos de ellas el 20 de agosto, el asesinó victimaba a otra que sería localizada hasta el 25 del mismo mes, pero que según los resultados de la necropsia, fue degollada el día 20. 

Estaban a 12 minutos y 5.5 kilómetros de distancia. La muerte de las cinco féminas tiene similitudes reconocidas por la autoridad investigadora y el presunto responsable podría tratarse de un asesino serial, quien a pesar de sus crímenes continúa en libertad.

Según el criminólogo José Corral, el homicida tiene las particularidades de un asesino serial debido a las características que prevalecen prácticamente en todos los casos. 

Alicia, Dulelia, Miriam, Olivia y la quinta víctima tienen en común no sólo el haber muerto degolladas sino que todas presentan datos de violencia sexual, huellas de violencia extrema, edad que oscila entre los 30 y 40 años (excepto Olivia que tenía 60) y el hecho de haber sido abandonadas y sus cuerpos cubiertos con maleza con el objetivo de “esconderlas”.